La tarea se antojaba ingente. Rescatar una cabecera como esta y hacerlo con más ilusión que medios en una época como la actual para los medios de comunicación en general es un reto descomunal se mire como se mire, porque no serían pocos los fantasmas y las sirenas que nos cantarían por el camino. Pese a todo, ya ha pasado un año. Y lo que es mejor, Ítaca ya parece que se vislumbra en el horizonte. Solo falta remar con más fuerza que nunca porque el esfuerzo ha merecido sobradamente la pena. Y la orilla aguarda a los aventureros, nunca kamikazes.

Un año después navegamos muchísimos más en el barco y ya el viento sopla, no siempre a favor, y no pesan las amarras ni el acero del ancla. Quizá sí la responsabilidad se ha quintuplicado, qué duda cabe, porque allí en la otra orilla aguardan ahora miles, cientos de miles de lectores para ser sinceros sin pecar de egocentrismo vano. Y lo hacen en busca de un periodismo sincero, sin ataduras, directo, sin concesiones, veraz, comprometido pero al mismo tiempo libre de siglas y réditos.

Diario16.com nació como una aventura. Hoy, un año después, este 6 de diciembre de 2016 es una completa realidad con un futuro por delante, aún más ilusionante si cabe que el primer día, porque la tarea sigue siendo ingente en una etapa histórica crucial como no se ha vivido en este país desde la primera transición, allá por 1976. Cuatro décadas después, El diario de la Segunda Transición está aquí para contarlo todo e intentar buscar respuestas mediante la información y la opinión sosegada a tantas preguntas como las que se acumulan en una etapa tan crucial. Tras dos elecciones generales en el año político más tumultuoso que se recuerda desde la reinstauración de la democracia, Diario16.com espera seguir manteniendo la complicidad leal de los lectores, nuestra verdadera Ítaca.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

9 + 8 =