Son dos las agresiones denunciadas por una soldado de Bobadilla en Málaga, por las que están interrogando a nueve militares, uno de los cuales está detenido en estos momentos. La soldado malagueña, que lleva ocho años trabajando en Bobadilla, denunció a sus compañeros el pasado 12 de diciembre en una comisaría de Antequera.

La víctima se sometió a unos test médicos en diciembre que dieron positivo en burundanga

Todo ocurrió dos días antes, el 10 de diciembre, cuando los militares estaban festejando la fiesta de la patrona del Ejército del Aire, la Virgen de Loreto. Según los testigos no se percataron de nada raro, la soldado estaba con sus compañeros de fiesta y después se fueron todos juntos.

El presunto agresor, militar del acuartelamiento militar del Ejército del Aire de Bobadilla Estación (Málaga) que fue detenido por la Policía, sería responsable del abuso acaecido en septiembre. La víctima denunciaría después de sufrir los abusos de diciembre, alegando que le dio vergüenza hacerlo en septiembre.

La soldado solo recuerda que se despertó el día de la patrona con un hematoma y semen en su ropa interior. Que no recordaba nada más que el sabor extraño en la cerveza que se bebió durante la celebración de la noche anterior. Así se iniciaron dos investigaciones, para aclarar los hechos de septiembre y los de diciembre.

La víctima se sometió a unos tests médicos en diciembre que dieron positivo en burundanga, una famosa droga que se suele echar en las bebidas. Actualmente el soldado detenido ha sido liberado, pero con cargos, a expensas de que avancen las investigaciones y la víctima vaya recordando más detalles que todavía no recuerda por los efectos de la droga aquel fatídico día.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 − uno =