Una bebé de un mes permanece ingresada en el Hospital La Fe de Valencia tras sufrir lesiones, hematomas en la cara y fractura craneal producidas supuestamente por sus padres, de 28 años, que fueron detenidos como presuntos autores del maltrato el pasado jueves. La niña de apenas un mes, a consecuencia del golpe,  habría perdido la visión de un ojo, también presenta hematomas en las mejillas con diferentes estados de curación.

La pareja está acusada de un delito de malos tratos en el ámbito familiar, aunque han quedado en libertad con cargos tras pasar a disposición judicial el viernes. Los padres fueron arrestados el pasado jueves, tras tener la sospecha de que pudieran haber causado la grave lesión a la niña por malos tratos.

Un médico del hospital de La Fe de Valencia dio el avisó a la policía por sospechar de las explicaciones poco convincentes que dieron los padres sobre las causas del traumatismo que presentaba su hija. Las lesiones que presentaba la niña suponían un indicio claro de que podría haber sufrido malos tratos en su entorno familiar.

Los progenitores tienen 28 años y carecen de antecedentes penales. La pareja niega haber maltratado a su bebé. La policía continúa las investigaciones y la niña sigue hospitalizada con pronóstico reservado, según fuentes del centro hospitalario. La Generalitat Valenciana ha asumido la tutela del bebé.

El Juzgado de Instrucción número 4 de Valencia, en funciones de guardia, los dejó en libertad provisional con una orden de alejamiento respecto a su hija, según ha indicado el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana.

La Fiscalía no solicitó prisión provisional para los padres por estar a la espera de un informe forense. Tras tomar declaración a la pareja, el juez de guardia acordó su libertad provisional “en conformidad con el criterio de la Fiscalía”, según informaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana.

Si las conclusiones lo avalan, el ministerio público revisará la calificación provisional de los hechos, pasando de un delito de lesiones a otro de intento de homicidio, lo que abriría la puerta a solicitar medidas cautelares adicionales, como la de prisión. La Generalitat valenciana ha asumido la tutela de la menor. El juez se ha inhibido de las diligencias en favor de un juzgado de Torrent, que proseguirá la investigación, al haber ocurrido los hechos en la demarcación de esta localidad. Los dos jóvenes detenidos son de nacionalidad española y residen en Torrent.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × cuatro =