Coincidiendo con la ola de atentados de corte yihadista que están sufriendo países europeos como Alemania o Francia, la Guardia Civil ha detenido en Girona a primera hora de este miércoles a dos hombres acusados de colaborar con una estructura permanente de financiación del Estado Islámico. Se trata de dos hermanos de 33 y 22 años de nacionalidad marroquí y residentes en Girona. Se les imputan delitos de financiación de terrorismo, colaboración con grupo terrorista y autoadoctrinamiento.

Tras la detención, los agentes están realizando registros en los domicilios para obtener nuevos elementos que permitan un mayor conocimiento de las vinculaciones de los detenidos con los administradores financieros de Estado Islámico y sus supuestas identidades, con vistas a esclarecer completamente estas actividades.

Según ha informado el Ministerio del Interior, los dos detenidos, junto a una tercera persona -otro hermano que se cree fallecido en Siria- hacían llegar los fondos a los administradores económicos del grupo terrorista Estado Islámico (ISIS) utilizando la intermediación de identidades falsas atribuidas a los gestores de Daesh.

Los investigadores creen que estas supuestas identidades forman parte del centro de captación económica internacional de ISIS. La operación está a cargo del Juzgado Central de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional, y la Fiscalía de la Audiencia Nacional.

La supuesta muerte del hermano en Siria, que se desplazó a la zona de conflicto acompañado de su mujer y sus dos hijos para integrarse en la militancia, no hizo que cesaran las actividades de envío de fondos desde España. Según explica Interior, esta actividad tenía un carácter permanente que proporcionaba apoyo financiero al grupo terrorista.

En la operación ha colaborado el Centro Nacional de Inteligencia (CNI). Es la primera investigación en España en la que se consiguen evidencias concretas que demuestran la finalidad específica del empleo de remesas de dinero desde Europa para facilitar la operativa del grupo terrorista.

Interior ha subrayado que la aplicación de la Ley de Prevención para el Blanqueo de Capitales y de la Financiación del Terrorismo ha sido fundamental para la detección e investigación de las transferencias financieras internacionales que utilizaba la célula. Desde la elevación al Nivel 4 de Alerta Antiterrorista (NAA-4) el 26 de junio de 2015, la Guardia Civil ha potenciado todas las investigaciones relacionadas con estructuras tanto operativas como logísticas de carácter transnacional. Así, Interior ha destacado la importancia que tiene la interrupción de los circuitos de captación y envío de yihadistas, así como de los flujos financieros que permiten el mantenimiento de estructuras y el desarrollo de operaciones en Europa.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ocho + 14 =