¿Podría un gen considerado desde hace décadas como promotor de tumores, hacer justo lo contrario, es decir, frenar el desarrollo del cáncer? Pues parece ser que sí. Se trata del gen Plk1 y ha sido descubierto por investigadores del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) y el Centro Alemán de Investigación del Cáncer (DKFZ), en un trabajo que se ha publicado en la revista Nature Communications. 

Como indican los autores del hallazgo, “el papel de Plk1 como diana de potenciales fármacos debe ahora ser revisado puesto que, en función del tipo de tumor a tratar, podría interesar inhibirlo o no”. De momento, han determinado que la expresión de Plk1 en tumores de mama puede determinar distinto pronóstico en función del subtipo de tumor.

“Se sabe hace años que Plk1 está sobreexpresado en una gran variedad de tipos tumorales y, en ocasiones, esta sobreexpresión se asocia a un mal pronóstico (cuando un gen se sobreexpresa, en la célula hay un exceso de la proteína producto de ese gen)”, es decir que ese gen es fundamental para la división y proliferación de las células tumorales, como subrayan los científicos.

Por este motivo, aseguran que Plk1 está considerado desde hace mucho tiempo un oncogén, un gen que impulsa el desarrollo de tumores. Además de ser una diana terapéutica, ya que al anular su actividad se induce la muerte de células tumorales. Eso explica que ya existan inhibidores de Plk1 en fases clínicas avanzadas. No obstante, recalcan que la naturaleza del gen “nunca ha sido demostrada formalmente”. O lo que es lo mismo, “hasta ahora no había sido diseñado un experimento para demostrar que, en efecto, la sobreexpresión de Plk1 contribuya al desarrollo tumoral”.

Por tanto, ese era el objetivo de partida de los investigadores del CNIO y el DKFZ, al inicio de este estudio conjunto. Para lo cual, modificaron el genoma de un roedor de forma tal que en estos animales fuera posible sobreexpresar el gen Plk1 a voluntad.

La primera conclusión a la que llegaron fue que estos animales no desarrollaron más tumores que los roedores normales. Entonces cruzaron sus ratones con otros que expresaban en su tejido mamario los oncogenes H-Ras o Her2, causantes de tumores de mama agresivos. Sin embargo, el efecto fue inverso: al sobreexpresar Plk1 con estos oncogenes, la incidencia de tumores se redujo considerablemente.

”Ahí fue cuando nos dimos cuenta de que pasaba algo importante. Y en efecto hemos comprobado que Plk1 no solo no actúa como un oncogén, sino que sorprendentemente lo hace como un supresor tumoral”, explica Guillermo de Cárcer, uno de los autores principales de este estudio en el CNIO.

Tras consultar las bases de datos de cáncer de mama en busca de una relación, confirmaron que “la expresión de Plk1 puede tener un pronóstico muy distinto dependiendo del subtipo tumoral”, prosigue de Cárcer. Teniendo un mejor pronóstico en tumores Her2 positivos, pero todo lo contrario en pacientes que poseen tumores positivos para el receptor de estrógenos (ER+).

Este fenómeno de que Plk actúe como un supresor tumoral “puede poner en tela de juicio las estrategias terapéuticas basadas en la inhibición de Plk1”. Sin embargo, marcos Malumbres, Jefe del Grupo de División Celular y Cáncer de CNIO, y también coordinador del trabajo, cree que esta inhibición “es aún una opción válida y útil”.

”Que Plk1 sea un supresor tumoral en lugar de un oncogén no implica que los inhibidores Plk1 no sean efectivos contra el cáncer. Muchos componentes esenciales de la proliferación celular se pueden utilizar como dianas contra el cáncer a pesar de no tener actividad oncogénica, debido a la adicción de las células cancerosas a procesos celulares específicos tales como la división celular”, señala Malumbres.

En definitiva, el estudio de estos investigadores da al gen Plk1 un valor como biomarcador oncológico. “Poder entender cuándo Plk1 actúa como oncogén o supresor tumoral, y en qué tipos de tumores ocurre esto, tiene una gran relevancia clínica a la hora de usar este gen como un biomarcador terapéutico”, concluye Guillermo de Cárcer.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

7 + 6 =