El número de inmigrantes que buscan en nuestro país una escapatoria para emprender un nuevo camino se dispara. Las cifras asustan. En el día de ayer un grupo de “unos 800 migrantes” indocumentados de origen subsahariano vieron como el vallado fronterizo que separa Ceuta de Marruecos truncaban su objetivo. Finalmente 602 consiguieron acceder, de los que 132 presentaban heridas según la Cruz Roja.

“En la zona perimetral del vallado fronterizo hispano-marroquí, se produjo una acción de intrusión de unos 800 inmigrantes subsaharianos, mediante la utilización para cortar los mallazos de protección exterior e interior de radiales eléctricas, cizallas y mazos” señala la Guardia Civil a través de un comunicado. “En total han conseguido acceder a Ceuta 602 inmigrantes, de los cuales 586 se encuentran en el CETI y 16 han sido evacuados al Hospital Universitario de la ciudad” finaliza.

Ahora una nueva alarma azota en el norte de África. El número de personas que se encuentran en el extremo norte del país está aumentando y según fuentes policiales podría haber cerca de 50.000 subsaharianos esperando en el norte de Marruecos dispuestos a cruzar el Estrecho.

En apenas unos minutos cientos de subsaharianos entraban en España consiguiendo cruzar la frontera de Ceuta. Ha sido el asalto más violento hasta la fecha, los inmigrantes usaron lanzallamas, cocteles molotov, y hasta cal viva contra los agentes de la Guardia Civil. En total, 22 agentes han tenido que ser atendidos.

Los subsaharianos iban previstos por lanzallamas. Hasta 22 agentes han tenido que ser atendidos.

Por su parte, el ejercito nada mas entrar esos 600 migrantes que si que consiguieron entrar en la ciudad autónoma habilitaron el plan de emergencia puesto que no hay sitio y el centro de acogida está desbordado. El centro alberga ahora más del doble de su capacidad.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecinueve − doce =