“Me encuentro ingresada hace dos semanas en el Hospital Universitario de Canarias en la planta de Oncología. En la habitación donde hago frente a mi enfermedad, no hay en aire acondicionado en plena ola de calor, lo cual supone un sufrimiento añadido y el esfuerzo extraordinario para poder respirar…Creo que puedo hablar en nombre de los pacientes con los comparto esta agonía diaria, incluso los médicos me animan a que interponga una denuncia contra el hospital, y así lo haré cuando regrese a casa”, relata C.N.B, paciente que lucha contra el cáncer alojada en el HUC, y sostiene “he trabajado durante 17 años como educadora en una escuela infantil, he pagado mis impuestos, y me merezco contar con los servicios mínimos en el hospital, somos seres humanos, no somos ganado”.

Las carencias de climatización en diferentes plantas del HUC han puesto de manifiesto durante las altas temperaturas en el verano, la repercusión negativa en la recuperación de los pacientes. “Una madrugada de extremo calor, en la que compartía habitación con una mujer de 94 años con insuficiencia respiratoria, fue muy dura la sensación continua de falta de aire en la habitación. Los colchones con plataformas de plástico que nos impiden movernos con agilidad, la cabeza y la espalda encharcada por el calor…Me dio una bajada de tensión y tuvieron que aplicarme un suero salino”, explica C.N.B en esta entrevista concedida a Diario 16.

Los familiares de algunos pacientes afectados platean la responsabilidad de la gerencia del HUC por este problema en las infraestructuras, así como del Gobierno de Canarias, y la clase política en general, según han declarado a Diario 16. “Le recuerdo a los políticos que al menos una vez en la vida ellos también pasaran por el hospital, y vivirán esta situación. Es muy duro ver a los familiares directos sufriendo una enfermedad en los centros sanitarios, y máxime en estas condiciones precarias”, alega C.N.B.

“Los médicos me animan a que interponga una denuncia contra el hospital”

Esta mujer coraje, que lucha contra el cáncer, se dirige a la gerencia del HUC: “Los gerentes del hospital tienen en sus despachos aire acondicionado, pero los pacientes cargamos con esta nefasta situación sin aire, además de afrontar el proceso de luchar por la vida. Somos los pacientes los que reclamamos modernizar las instalaciones del HUC, tal como hicieron con Urgencias, que solucionen el problema de todas las estructuras obsoletas”.

Los pacientes no pierden la esperanza en recuperar la salud, aunque, “hay momentos en los que las circunstancias en el HUC te bajan los ánimos. Al no haber aire acondicionado en las habitaciones a nivel individual, aunque en los pasillos sí está instalado, los pacientes mantenemos las ventanas y persianas cerradas hasta la tarde, esperando una brizna de aire, y deseamos que lleguen vientos alisios, o un cambio en el clima para poder sentir el aire en los pulmones”, expone C.N.B. “Algunos familiares tienen permisos especiales para quedarse con pacientes que se encuentran muy enfermos. Nuestras familias viven nuestras tristes circunstancias. Cuando llevas muchos días ingresada, te apetece hasta ver la televisión, aunque muchos aparatos no funcionan, son muy antiguos, ni tienen mando a distancia…Son detalles que no ayudan. Ni siquiera en el baño corre el aire…es muy duro”.

Los pacientes en el HUC afirman: “Somos seres humanos, no somos ganado”

La profesionalidad del personal sanitario del Hospital Universitario de Canarias, es muy valorada por los familiares de los pacientes y los propios usuarios, “estuve ingresada también en junio durante otra ola de calor, y sufrí la misma carga al no tener aire acondicionado, estábamos como aletargados. Sin embargo, los médicos y los equipos sanitarios realizan un trabajo espectacular, el personal es muy bueno, así como las dietas de alimentación que nos dan a cada paciente. Los sanitarios sufren las mismas duras condiciones que los pacientes. Es necesario humanizar las estructuras sanitarias, la humanidad del personal del HUC es maravillosa”, ha puesto en valor esta paciente.

 

La problemática del HUC es más antigua, según aclaran varios familiares de otros pacientes que se encuentran en la planta de Oncología, “hace cinco años estuve ingresada por un cáncer, junto a mi madre y mi hermana que estaban igualmente con cáncer en habitaciones contiguas. El hospital sigue teniendo las mismas carencias de la climatización. En aquel entonces, el personal sanitario hizo una manifestación en la puerta del HUC, y algunos pacientes bajamos en bata y mascarilla, para apoyar a los sanitarios en sus reivindicaciones”, señala una mujer que superó el cáncer, en declaraciones a Diario 16.

“En esta ocasión, apoyo en el hospital a un familiar también enfermo de cáncer, que sufre las mismas condiciones que sufrimos como pacientes años atrás en el HUC, incluida la contaminación acústica al tener tan cerca un autopista, lo que complica el descanso de los pacientes”, describe la ex-paciente, que hace hincapié en la zona de quimioterapia del Hospital Universitario, “es una área muy dura para los niños y los adultos. A veces citan a los pacientes a las 8 de la mañana, y hasta las 3 de la tarde no son atendidos por la falta de personal necesario para cubrir toda la demanda, que se ha incrementado en Canarias en los últimos años”.

“Le recuerdo a los políticos que al menos una vez en la vida ellos también pasaran por el hospital, y vivirán esta situación”

Los gobiernos se tienen que implicar en paliar las lamentables condiciones que sufren los trabajadores y los pacientes en el HUC, y en la Sanidad en general”, argumentan a Diario 16, otros familiares de pacientes en Oncología en el HUC, y subrayan “añoramos que los equipos médicos nos expliquen en conjunto y en privado el proceso de los pacientes. En ocasiones es muy difícil para el afectado escuchar todo el proceso que atraviesa con su enfermedad, y a los familiares se nos hace complicado relacionar los diagnósticos y los tratamientos si nos lo cuenta cada sanitario por separado. Por otra parte, el trato del personal es muy positivo para los pacientes, hacen todo lo que está en su mano, a pesar de las circunstancias”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × 1 =