La Agrupación Reformista de Policías ha denunciado el uso indiscriminado de los vehículos denominados ‘K’ (camuflados) en la Jefatura Superior de la Comunidad Valenciana, si bien admiten que se ha convertido en algo “normal” en la mayoría de la Unidades Policiales dependientes de la Dirección General de la Policía.

Se vienen utilizando “para uso personal, desplazarse a sus domicilios o para disfrute en período vacacional”

Los responsables de las distintas Jefaturas Superiores, Comisarios Provinciales y Locales, tienen la obligación de hacer cumplir el uso racional y adecuado de los vehículos. Así su distribución y asignación, en primer lugar, debe dotar a los grupos operativos del mayor número de vehículos camuflados por ser unas herramientas imprescindibles de investigación y detención de los presuntos miembros de personas vinculadas al mundo delincuencial y del crimen organizado.

A la Agrupación Reformista de Policías, le consta, por el contrario, que no se está cumpliendo con ese uso racional sino que se están cometiendo abusos en el utilización de los coches oficiales, asignados o intervenidos, en el Cuerpo de Policía Nacional, en diferentes plantillas locales, sin que esta situación sea tenida en cuenta por los responsables oficiales.

Así estos responsables están asignando, en algunos casos, vehículos de uso exclusivo a funcionarios no adscritos a estos grupos de investigación. Por eso confían en que la denuncia ponga fin al uso indebido de cientos de estos vehículos, que suponen un gasto inaceptable de recursos públicos y que hasta se está reconociendo en algún caso que se vienen utilizando “para uso personal, desplazarse a sus domicilios o para disfrute en período vacacional”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos + 5 =