Enric Millo decidió este lunes que Quim Torra no podría usar la sala de autoridades del Aeropuerto del Prat. La Delegación de Gobierno ya había dado aviso de sus intenciones en el Parlament, pero es la primera vez que se produce una medida de este tipo desde el Gobierno central hacia un President de la Generalitat. Según fuentes de El País, se citó como motivo la intención de Torra de visitar a los presos políticos en Madrid para denegarle el espacio.

Miembros del entorno del President expresaron su indignación por un trato que tacharon de “denigrante y humillante” y avisaron de que “tomamos nota”. La sala de autoridades es un espacio que gestiona directamente el Estado y en la que se permite a diversas personalidades estar resguardadas en una sala en la que poder esperar los vuelos, en privado.

Desde el equipo de Millo sostienen que Torra incumplió con el protocolo de especificar en su solicitud el motivo de su desplazamiento, y consideran que la visita de presos políticos no puede ser considerado como motivo de viaje oficial.

Algo que no ha sentado nada bien en el Govern que considera que la oficialidad de la visita es indiscutible desde el momento en que el Ministerio del Interior autorizó la entrada de Torra y de sus colaboradores en prisión. A pesar de esto, un coche oficial sí que recogió a Torra a su llegada al aeropuerto de Madrid en Barajas, respetando su condición de President, trato que no se repitió en el viaje de vuelta, en el que se le volvió a denegar el uso de la sala de autoridades y tuvo que regresar como un pasajero normal, atravesando todos los controles habituales.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × dos =