Hemos constatado en el PSOE durante los pasados dos años que una insuficiente democracia interna y la tutela sobre la militancia nos condena a ser un partido de notables que consolida sistemas y lealtades clientelares. Hemos visto cómo desde sectores del aparato se ha querido anular la diversidad y el debate de ideas, mientras mantienen una concepción desfasada de lo que debe ser el funcionamiento democrático de la organización.

Lo acontecido en los Comités Federales de octubre, consecuencia de una conspiración de los nostálgicos del bipartidismo y partidarios de una gran coalición, supuso el derrocamiento del Secretario General elegido por las bases, la creación de una Gestora alegal y partidista y la traición al electorado por la abstención forzada en la investidura de Rajoy. Todo ello puso de manifiesto la necesidad de revisar y reforzar los mecanismos de democracia interna, así como promover la deliberación y la participación de la militancia en las grandes decisiones.

Sabemos, por otra parte, que todo aquello que dificulta los controles democráticos internos, la transparencia y la rendición de cuentas, supone un caldo de cultivo para la corrupción. Una corrupción que es una de las principales causas de la desafección ciudadana y de que los partidos sean vistos como un problema. Por eso proponemos abordar sin miedo una regeneración con un amplio listado de medidas concretas, reclamamos mayores poderes en favor del Tribunal de Cuentas para prevenir y eliminar las prácticas corruptas y defendemos organismos reguladores y de control que funcionen con independencia en el marco de un Estado de Derecho que respete la separación real de poderes.

Estas propuestas se contienen en el proyecto colectivo que lidera Pedro Sánchez y que se refiere a las necesidades de la Nueva Socialdemocracia. En él se dedica un capítulo, a diferencia de otras candidaturas, a proponer un nuevo modelo de partido basado en cinco ideas fuerza: promover la cultura democrática de las Primarias junto a la mayor democracia interna, funcionamiento transparente del PSOE con rendición de cuentas, comportamiento ético de todos los socialistas frente a la corrupción, fortalecimiento y conexión social de las Casas del Pueblo y agrupaciones socialistas y un líderazgo integrador y compartido basado en la lealtad.

Las Primarias para la elección del Secretario General, reservadas a la militancia, se deberían celebrar a doble vuelta, pasando a la segunda vuelta los dos candidatos más votados. Defendemos para el futuro que los avales para poder presentar una candidatura se reduzcan al 3%. Y que se limite la entrega de avales a un máximo del 10% del censo para evitar tensiones en la organización y un esfuerzo innecesario, además de eliminar las presiones que hoy recibe la militancia de los aparatos partidistas para que avalen según los intereses de los líderes territoriales, viéndose empujada a significarse públicamente con merma de su libertad.

La censura y revocación de un Secretario General habrá de estar motivada y acordada por un mínimo del 51% del Comité Federal u órgano equiparable a otro nivel territorial y deberá ser aprobada por la militancia en una consulta inmediata. En este caso, al cese automático de la Comisión Ejecutiva seguirá un nombramiento de una Comisión Gestora que deberá acordarse por el Comité Federal. La Comisión Gestora tendrá un mandato limitado al plazo de 90 días desde su nombramiento, teniendo como misión exclusiva la organización -desde una posición de neutralidad- de nuevas Primarias y Congreso en ese periodo.

Por su parte, los candidatos y candidatas a la Presidencia de los Gobiernos de España y Autonómicos, así como a las alcaldías y la cabeza de lista al Parlamento Europeo serán elegidos mediante Primarias abiertas a todos los militantes y simpatizantes que se inscriban. La elección de candidatos y candidatas al Congreso, Senado, Parlamento Europeo, Parlamentos de CCAA y Ayuntamientos no se realizará mediante listas cerradas sino por listas abiertas formadas por quienes aporten un 3% de avales y con el voto secreto y directo de los militantes y simpatizantes del ámbito territorial correspondiente. Proponemos, también, la elección por el conjunto de la militancia de los delegados por las federaciones a los Congresos y Conferencias anuales, así como la de los miembros del Comité Federal que debe controlar al Secretario General, mediante listas abiertas en cada Federación.

Queremos reforzar el papel de las Comisiones de Ética y Garantías, formadas por militantes preparados e independientes de las direcciones y familias políticas, elegidos en listas desbloqueadas por los miembros de los Congresos respectivos, con competencias para actuar de oficio y tomar decisiones vinculantes sobre los casos de “puertas giratorias” y de prevención de la corrupción. Serán garantes del cumplimiento de los estatutos y reglamentos, de la necesidad real de crear Gestoras, del pluralismo interno, de la honestidad de todos los socialistas, del desarrollo de los procesos democráticos y de los derechos y deberes de la militancia.

Se debe acabar con la creación de Gestoras por razón de “conflictos entre familias” o luchas de poder. Su mandato no puede extenderse más allá de noventa días y actuar con neutralidad. Nuestro partido deberá aplicar la normativa sobre la no acumulación de cargos, limitación de mandatos e incompatibilidades de cargos públicos y orgánicos.

El PSOE, en definitiva, ha de ser el partido mayoritario de la izquierda con un proyecto para refundar la Socialdemocracia europea. Un partido participativo y coherente con el cumplimiento de las promesas electorales y donde se respete la voz de los afiliados, y se escuche a los simpatizantes y electores. El PSOE, en el que prime una nueva forma de hacer política, deberá resurgir de las urnas del día 21 como final de un proceso en el que desaparezca el miedo y las presiones y se garantice la libertad de voto.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorUn bienqueda
Artículo siguientePedro Sánchez, vivito y coleando
Odón Elorza González (San Sebastián, 4 de abril de 1955) es un político español del PSE-EE/PSOE, actualmente diputado por Guipúzcoa.1 Fue alcalde de San Sebastián por esa formación entre 1991 y 2011.

2 Comentarios

  1. Cien por cien de acuerdo con el Proyecto Colectivo de Pedro Sánchez en el que tenido el placer de participar en su gestación (junto a de miles de afiliados, que hemos realizado nuestras aportaciones y nuestras opiniones).
    ¡¡Animo Pedro, estamos contigo!! ¡¡Eres el candidato de los militantes y de los votantes del PSOE!!
    Otra es la candidata del PP, del Ibex y de Cebrián. ¿Con esos “avales” a donde piensa llegar?

  2. Completamente de acuerdo con lo dicho por Odon elorza, asi tenia que a ver sido antes y no hubiera ocurrido lo que ocurrio con la “traicion a Pedro sanchez”. Un partido unido y donde los personalismos dejen de ser absolutos, un cargo, un voto, una persona y el que quiera f”forrarse en la politica” como dijo el impresentable Zaplana del PP, que se vaya a otro partido pero en el PSOE no tiene sitio.
    Mandatos maximos de 8 años y a la calle una vez cumplido ese plazo, asi no pasara como ha pasado con la cantidad de parasitos que hay en todos los partidos, si en otros lo consienten es su problema, pero repito no en el PSOE, hay que ser, honrados, trabajadores, y responsables, lo demas sobra. !!ADELANTE PEDRO!! a ganar el 21 de Mayo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × 1 =