En el Día Internacional de la Mujer, el Defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán, pide a las administraciones que hagan un esfuerzo para garantizar la plena igualdad de mujeres y hombres en todos los ámbitos de la sociedad.

 

Discriminación laboral y brecha salarial

El Defensor considera que no es aceptable que en el siglo XXI siga existiendo discriminación laboral y brecha salarial entre mujeres y hombres. Fernández Marugán recuerda que las tasas de empleo femeninas continúan siendo más bajas que las masculinas lo que implica una mayor tasa de paro entre las mujeres. Esto choca con la cada vez mayor cualificación laboral de muchas mujeres a las que el mercado de trabajo no ofrece una respuesta adecuada.

La Institución ha constatado que las mujeres, en general, tienen más dificultades para acceder a un empleo acorde a su cualificación y una vez encontrado un trabajo tienen que seguir luchando para romper el techo de cristal. Al Defensor le preocupa especialmente la falta de acciones para acabar con la brecha salarial. El factor de género sigue siendo muy significativo en este asunto y las mujeres siguen teniendo salarios más bajos y trabajos más precarios.

En este contexto, el Defensor ha subrayado la necesidad de seguir implementando nuevas medidas de conciliación para que mujeres y hombres tengan igualdad de condiciones en el ámbito laboral y en el familiar. Fernández Marugán ha asegurado que “la corresponsabilidad y la flexibilidad deben ser una prioridad”.

 

Violencia machista

El Defensor ha mostrado su compromiso en la lucha contra todas las formas de violencia hacia la mujer y reclama más implicación de las administraciones para acabar con la violencia machista. Además, ha remarcado que la Institución está haciendo un seguimiento del Pacto de Estado contra la Violencia de Género.

Para Fernández Marugán “es fundamental reforzar y ampliar los valores igualitarios y la educación afectivo-sexual obligatoria en todos los niveles educativos ya que es una herramienta muy poderosa en la lucha contra el machismo y las conductas violentas”.

 

Lenguaje no sexista

Uno de los pilares fundamentales para la igualdad de género es la utilización de un lenguaje no sexista. Por este motivo, la Institución vigila los usos del lenguaje que puedan tener connotaciones negativas o peyorativas por razón de género. Así, mantiene abiertas actuaciones ante la Secretaría de Estado de Servicios Sociales e Igualdad para conocer el estado en que se encuentra la elaboración y difusión de un manual de uso de lenguaje no sexista.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

once + once =