El Defensor del Pueblo (e.f.), Francisco Fernández Marugán, ha iniciado una actuación para conocer las circunstancias en las que fallecieron siete personas, el pasado 15 de enero, tras el naufragio de una patera en la Costa de Teguise (Lanzarote).

Fernández Marugán se ha dirigido a la Delegación del Gobierno en la Comunidad Autónoma de Canarias tras recibir un escrito del Diputado del Común canario en el que manifestaba su preocupación por posibles fallos del sistema integrado de vigilancia exterior (SIVE) en la isla de Lanzarote.

Por este motivo, el Defensor ha pedido información sobre las circunstancias en las que se habría producido el fallecimiento de estas siete personas y sobre el funcionamiento del SIVE en Lanzarote.

La embarcación transportaba al menos a 27 personas, entre ellas varios menores, llevaba dos días en el mar y fue avistada por socorristas en la playa de Bastión.

La Guardia Civil ha comenzado a interrogar a los supervivientes para tratar de identificar al patrón de la patera y averiguar por qué la embarcación llegó a la isla con cinco cadáveres, una pregunta en la que serán claves las autopsias.

Fuentes de la Guardia Civil han apuntado que parece extraño que esas personas (todos hombres) murieran solo por hipotermia, porque el trayecto desde la costa de Marruecos hasta Lanzarote (unos 130 kilómetros) no lleva mucho tiempo en una embarcación de ese porte.

Sin embargo, los investigadores prefieren no adelantar hipótesis y esperan a que los médicos forenses realicen las autopsias y emitan un informe sobre las causas por las que perecieron.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

seis + 17 =