A través de una actuación de oficio iniciada por el Defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán, todas las Comunidades Autónomas y Ceuta y Melilla tendrán que facilitar características y otros datos sobre la situación de las residencias de mayores que estén actualmente en activo.

Son miles de personas las que se encuentran en situación de desprotección y no tienen ayuda en casa ni los admiten en una residencia

Se examinará la dotación de las residencias de mayores teniendo en cuenta que este colectivo cada vez tiene mayor peso en nuestra sociedad. Fernández Marugán considera así que la edad de la población y la aplicación de la Ley de Dependencia convierten a los servicios de atención residencial en un elemento fundamental para la vida de estas personas.

Las dificultades para acceder a una plaza residencial adecuada a las necesidades de los usuarios es la queja más frecuente que recibe la Institución, seguida por aquellas en las que se plantea la escasez de personal y medios que redundan en la pérdida de calidad de la atención de las personas que residen en estos centros.

Son miles de personas las que se encuentran en situación de desprotección y no tienen ayuda en casa ni los admiten en una residencia. Como la Residencia de Mayores de Montequinto, en Sevilla, que tiene cientos de solicitudes pendientes y a ello se le suma que la Junta de Andalucía quiere cerrarla.

A esta lucha por los cuidados de los mayores se suma el Defensor, que ha enviado un cuestionario a todas las administraciones, en el que también les exigen datos sobre las personas de las listas de esperas y los requisitos y estándares sobre recursos humanos exigidos para atender a personas en situación de dependencia.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

doce + tres =