Cuando tenía trece años en el barrio me llamaban puta. Era virgen. Cuando tenía dieciséis en el instituto me llamaban bollera. Yo ni siquiera sabía entonces lo que significaba la palabra. En el primer caso lo hacían porque era llamativa, y diferente. En el segundo, porque le dije que no a todos los chicos que me entraron. En cualquier caso, me llamaban así porque no sabían cómo etiquetarme. Pero quede claro que para ellos tener una vida sexual o que te gustara alguien del mismo sexo era un insulto.

Yo jamás he militado en el PSOE, y he sido muy muy crítica con el PSOE. Sin embargo, desde que empecé a ser crítica con ciertos aspectos de Podemos que no me gustaban nada la respuesta por redes no se hizo esperar: Tú eres del PSOE. Llegó a tal nivel que en pasadas elecciones, cuando me planteé, más por desesperación que otra cosa, que igual votaba al PSOE, me dio miedo decirlo. No solo temía la avalancha de insultos en redes, sino que incluso tenía miedo a agresiones o insultos en plena calle en mi propio barrio.

Amigos míos de mi pueblo natal se sentían igual porque votaban PNV o PSOE. Era algo que debían esconder en según qué pueblos, en los que Bildu no eran mayoría, pero sí armaban mucho ruido.

El matonismo de ciertos sectores de Podemos ha sido verdaderamente salvaje en redes. Yo lo he sufrido. Probablemente cuando leáis los comentarios que haya en este post veréis mucha agresividad. Y entenderéis de lo que hablo. Se me insultará, se me ridiculizará, se me dirá que yo no puedo hablar porque hace tres años estuve una semana en un reality, etc… Ese es el estilo. El estilo que llegó al Parlamento el día en que Pablo Iglesias soltó aquello de ” Felipe González tiene el pasado manchado de cal viva”

Conste que a mí Felipe González me cae mal no, peor tampoco, lo siguiente. Y que sus turbios negocios me escaman mucho. Pero un en un parlamento se deben respetar ciertas formas, ciertos protocolos. Y si no se respetan, si se llega a semejantes extremos, entonces uno ya debería saber que se ha cruzado una línea roja. Y que ya no puede haber pacto posible.

A mí se me cae la cara de vergüenza cuando veo que si hay unas terceras elecciones casi con toda probabilidad lleguemos a un gobierno de mayoría de derechas cuando en realidad en España la mayor parte de la población no está de acuerdo con la derecha. Y lo vamos a tener ese gobierno porque la derecha no se ha dedicado a matarse entre sí, y si lo han hecho (que no lo dudo, porque intrigas en el PP hay más que en Juego de Tronos) no les ha dado por airearlas en público

Tenemos la clase política que nos merecemos. Somos un país que ha tenido una guerra civil en pleno siglo XX. Estamos orgullosos de decir que somos el país con más bares del mundo (en España hay 260.000 bares, más que en todo Estados Unidos) Somos, junto a Libia y Turquía, el país en el que más ha crecido la corrupción ( según informes de Transparencia Internacional) . Somo el país más ruidoso del mundo junto con Japón, según la OMS. Y el país con menos índice de natalidad de Europa.

Es un país tan conflictivo, tan antipático, tan violento, tan agresivo, y, sobre todo, tan maleducado, ese es su mayor pecado. Y claro, tenemos una clase política exageradamente agresiva. Porque nuestra clase política es reflejo de lo que es el país.

En fin, es evidente que el PSOE ya no puede pactar con Podemos, eso yo lo entiendo perfectamente. Yo, desde luego, si fuera votante de toda la vida o militante del PSOE, no lo admitiría.

Pero lo triste es lo que ya he dicho. Si vamos a terceras elecciones,
acabaremos teniendo un gobierno con mayoría del PP. Porque habrá una inmensa fragmentación de la izquierda y una altísima abstención. Y ¿de verdad queremos un gobierno del PP en un país con mayoría de votantes de izquierda?

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

7 Comentarios

  1. Como muchas otras veces, tienes toda la razón. “En el país de los ciegos, el tuerto es el rey”. No podemos esperar mucho de unos políticos que son nuestro espejo. Por otro lado ya se cuidan ellos mucho de acrecentar nuestra incultura para poder reinar con tranquilidad.

  2. Si en el mes de Marzo, Podemos se hubiera abstenido para dejar gobernar a Pedro Sanchez y formar un gobierno de izquierdas del PSOE aunque no estuviera ellos ahora no estaríamos preguntandonos si de verdad queremos un gobierno del PP con una mayoría de votantes de izquierda.
    Los culpables de esta situación son los adalides de la nueva política pero comportándose como viejos políticos.

    • ¡Pero cómo se va a abstener un partido de izquierdas frente a un programa como el presentado por el engendro anti-natura Psoe/Cuidadanos!. Si Podemos lo hubiera hecho, habría cavado su propia tumba, que es, precisamente, lo que le ha terminado ocurriendo al Psoe.

    • Tu dejarias que el vecino de 4º y el del 6º de donde vivas se pongan de acuerdo de lo que tienen que hacer en la escalera y te dijeran que tienes que ir contra tu familia y contra tus principios con tal de ayudarles a ellos,así por las buenas sin recibir nada a cambio,Tu nos ayudas y luego desapareceres.
      Si tu contestación es afirmativa,te veo un poco obtuso de mente.Así de simple es entenderlo y no cerrarse en banda como un hooligans.Decia mi abuelo una frase que me lleno desde pequeño.”Dicen lo que saben,pero no saben lo que dicen”

  3. Una mayoría de votantes no quieren un gobierno del PP. Pero es que eso no tiene ninguna importancia. Lo importante es que el PP y los dirigentes del PSOE han estado practicando un turnismo desde la Transición, en el que los unos se tapaban las vergüenzas a los otros. La noche del 20D la consigna de las élites dirigentes del país fue evitar que Podemos tocara poder. El pánico a que entraran los nuevos y levantaran las alfombras fue tal que la guerra sucia contra tal posibilidad ha sido total. Desde el insulto continuo a Podemos y Pablo Iglesias, hasta hacer nuevas elecciones o las líneas rojas que le marcó su comité a Pedro Sánchez. Finalmente, Felipe, Cebrián y el Ibex han hecho el sacrificio máximo: reventar el PSOE. Todo con tal de evitar que los nuevos entren.

    • En eso sí estoy de acuerdo. Nadie alude a Podemos pero, en el fondo, son los “responsables” indirectos de la defenestración del Psoe. Eso ayudado del incongruente acuerdo que firmó con Ciudadanos.
      Nadie (me refiero a los que realmente ostentan el poder en España) le interesa el crecimiento de Podemos, y si para ello tenemos que cargarnos al Psoe… ¡pues nos lo cargamos! ¡con dos cojones!. Pasarán por encima de nuestro cadaver si es preciso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciocho − 10 =