David Bowie, uno de los artistas más iconoclastas y rompedores de las últimas décadas, apodado el Duque Blanco, ha fallecido este lunes 11 de enero rodeado de sus familiares y seres queridos, apenas tres días después de cumplir 69 años y tras una lucha contra el cáncer que le fue diagnosticado hace 18 meses.

El artista británico publicó el pasado día 8, coincidiendo con su cumpleaños, un nuevo álbum discográfico, Blackstar, compuesto por siete canciones y con excelente recibimiento por parte de la crítica especializada.

La noticia del fallecimiento se ha publicado en las cuentas de Twitter y Facebook del músico y actor y posteriormente su hijo, el cineasta Duncan Jones, la confirmaba. “Lamento mucho y me entristece decir que es cierto. Estaré fuera de las redes durante un tiempo. Os quiero a todos”, ha escrito el hijo del cantante en su perfil en Twitter.

Su cuenta de Twitter comenzó este lunes con un triste anuncio: David Bowie, de 69 años, “falleció hoy pacíficamente rodeado por su familia tras una valiente batalla de 18 meses contra el cáncer”. “Aunque muchos de vosotros compartiréis esta pérdida, os pedimos respeto por la privacidad de la familia durante este tiempo de dolor”, ha añadido la nota oficial publicada en la red social.

David Robert Jones (Brixton, Londres; 8 de enero de 1947) fue ante todo músico y compositor, aunque también destacó en sus facetas de actor, productor discográfico y arreglista.

Ajeno siempre a las modas del momento, Bowie ocupo desde sus inicios musicales hace cinco décadas un puesto de honor en lo más alto de la música y siempre quiso que la innovación fuese una máxima en todos sus trabajos, sobre todo en la década de los 70. Su peculiar voz y su imagen ambigua y misteriosa representaron un icono que se ha mantenido indemne hasta sus últimos días, corroborado con el último trabajo publicado hace apenas unos días.

En 2013, Bowie eligió también el día de su cumpleaños para lanzar su hasta ahora último disco, ‘The Next Day’, publicado una década después de su anterior trabajo (‘Reality’), con el que realizó su última gira hasta la actualidad.

Se trata del disco número 25 en su larga trayectoria discográfica, que comenzó a finales de los sesenta con la publicación de su primer álbum homónimo y continuó con ‘Space Oddity’ (1969), ‘The Man Who Sold the World’ (1970), ‘Hunky Dory’ (1971), ‘The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars’ (1972) y ‘Aladdin Sane’ (1973).

Otros de sus éxitos son la conocida como ‘Trilogía de Berlín’, una serie de álbumes de David Bowie grabados en colaboración con Brian Eno en la década de 1970 (‘Low’, ‘Heroes’ y ‘Lodger’).

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × 4 =