El año político que ahora comienza va a estar marcado por el cambio en toda su extensión. Si vamos al diccionario de la Real Academia Española y buscamos la palabra cambiar, aparecen numerosas acepciones que estarán plenamente vigentes durante los próximos meses.

La primera acepción, señala cambiar como “Dejar una cosa o situación para tomar otra”. Eso es exactamente lo que ha sucedido en España con la llegada al gobierno del PSOE. Un gobierno, volcado en acabar con los recortes de los gobiernos del PP, y en aumentar los derechos y servicios públicos a los españoles.

En este sentido, esta misma semana en el Congreso de los diputados se tienen que convalidar o derogar varios reales Decretos-leyes. Entre ellos, el de la recuperación del acceso universal al Sistema Nacional de Salud de todas las personas que estén en España. O el que aprueba una oferta de empleo público extraordinaria y adicional para el refuerzo de medios en la atención a asilados y refugiados.

Con estas votaciones en el Congreso, los distintos grupos parlamentarios van a tener que pasar del teatro a votar si están o no de acuerdo con aumentar el bienestar de los ciudadanos. Unas imágenes que serán utilizadas, para bien o para mal, por los contrincantes políticos. Pero que serán detenidamente observadas por una población que en meses tendrá que votar.

La segunda acepción, hace referencia a cambiar como “Convertir o mudar algo en otra cosa, frecuentemente su contraria”. Aquí nos podemos detener en otra de las cuestiones centrales: el secesionismo catalán. Durante estos días hay que observar si los antiguos nacionalistas convertidos en secesionistas rectifican y están decididos, desde el dialogo y el acuerdo, a restaurar la convivencia en una Cataluña que han dividido en su viaje a ninguna parte. Tienen que elegir, si aprovechan el nuevo escenario de dialogo planteado por el Presidente Pedro Sánchez, o, por el contrario, persisten en su engaño y obligan al gobierno de España a aplicar el artículo 155 para defender la legalidad democrática.

La séptima acepción referida a una persona dice “Mudar o alterar su condición o apariencia física o moral”. Mientras la octava hace referencia a “Modificarse la apariencia, condición o comportamiento.” Aquí, aparecen todos los procesos electorales que se avecinan y que tan agitados tienen especialmente al PP y a Ciudadanos.

El primero, todavía no llega a entender que los españoles les han dado la espalda por sus décadas de corrupción, que ahora están sentenciando los tribunales. Esta realidad, no se resuelve con un cambio de apariencia eligiendo presidente de partido a alguien más joven. Se necesitan cambios más profundos, tanto en las estructuras como en el ideario. Y en ello, no ayuda que el que perdió en las primarias luego ganara el congreso del aparato. Y además, esté siendo investigado por los tribunales.

El segundo, es decir, Ciudadanos, todavía está intentando asimilar el cambio de gobierno en España. Están muy enojados, porque creen que los que estaban llamados a sustituir a Rajoy eran ellos. Sin entender todavía que no se puede cambiar de opinión cada dos minutos, o no tener opinión, sobre cuestiones importantes para intentar ganar un puñado de votos.

Está bien actuar, pero muchos ciudadanos todavía se preguntan para que sirvió votar a Ciudadanos en Cataluña. No entienden como, tras las elecciones y el resultado que sacaron, se quitaron de en medio pensando más en sus réditos electorales que en los catalanes que les habían votado.

En estos meses, será interesante observar la pelea entre el PP y Ciudadanos por hacerse con el espacio ideológico de la derecha. Y sobre todo, hasta donde son capaces de llegar en esa pelea. Si solo piensan en eso, y no en los ciudadanos, el más beneficiado será el PSOE, que desde el gobierno está realizando una agenda social que los ciudadanos comienzan a valorar positivamente. Una valoración, que no olvidarán en las urnas, y que será decisiva para el nuevo mapa institucional en España en un escenario electoral tan fragmentado.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × uno =