Los máximos responsables en la extinción del pavoroso incendio del Parque de Doñana, que aún sigue activo aunque controlado casi una semana después de iniciado, adelantaron desde un primer momento que “la mano del hombre” estaba detrás de la autoría de las llamas que han calcinado 8.486 hectáreas de esta zona especialmente protegida por su valor ecológico. Pese a ello, el consejero de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, José Fiscal, ha desautorizado este viernes al máximo responsable del Plan Infoca en Huelva, José Antonio Martínez, que este jueves adelantó que la mayor carbonera vegetal del país, ubicada en Moguer, era probablemente la responsable del fuego, aunque desde un primer momento esta empresa ha desmentido esta acusación y añade que ha mostrado su colaboración en todo momento con la brigada de investigación de incendios forestales, dependiente de la Junta.

Pero el propio titular andaluz de Medio Ambiente, que ahora reclama “prudencia y tiempo”, ha sido el que también confirmó que una “negligencia en una carbonería” era la hipótesis con más peso en la investigación sobre el origen del incendio. En cambio, este viernes Fiscal ha asegurado que en cuanto se  tenga información contrastada se dará a conocer, aunque desde el Infoca, dependiente directo de la propia Consejería de Medio Ambiente, ya se ha adelantado que es la carbonera de Moguer, con 25 empleados, la que ha causado el origen del fuego.

El consejero de Medio Ambiente escucha a un operario del Infoca en Doñana.

El consejero pide ahora “prudencia y tiempo para dejar trabajar a la brigada con rigor y sin presiones”. Fiscal admite que, pese a lo adelantado por los cargos a su mando, “aún no se tienen datos oficiales comunicados formalmente y ha destacado que estos agentes de medio ambiente siempre realizan una labor excelente”, extremo este que nadie ha puesto en cuestión después de varios días trabajando a destajo en unas condiciones extremas de peligrosidad y dificultad.

La Consejería de Medio Ambiente, ante la polémica desatada, ha emitido este viernes un comunicado en el que informa que agentes de medio ambiente de la brigada de investigación de incendios forestales (BIIF) de Huelva, dependientes de la Consejería de Medio Ambiente, “continúan con su labor para indagar sobre las causas del incendio” y añade que el trabajo de esta brigada, sobre la que recae el peso de la investigación, “es especialmente laborioso, por lo que priman los principios de discreción y hermetismo hasta que no se aclaren cómo se produjeron los hechos”.

Esta discreción y hermetismo que se reclaman ahora por la Consejería de Medio Ambiente han sido vulnerados por el propio consejero y también por los máximos responsables del Infoca, desde donde han salido precipitadamente los dedos acusadores de la investigación, una filtración que se ha producido con la investigación aún completamente abierta por parte de los agentes del Seprona de la Guardia Civil.

La carbonera Fergón emplea en sus instalaciones de Moguer a 25 trabajadores y produce unas 5.000 toneladas. Tiene sede central en Madrid. Sus responsables han explicado a los investigadores que precisamente sus instalaciones hicieron de cortafuegos, que provenía de una zona más al sur, según su versión.

La Junta solicitará fondos europeos para la recuperación y al mismo tiempo potenciará el voluntariado

Ante este tipo de incendios “grandes”, la brigada de investigación de incendios forestales de la Consejería de Medio Ambiente (BIIF) es la responsable de elaborar el informe técnico, “un proceso complejo y que exige un gran nivel de minuciosidad”, según la Junta, debido a que se dedica a examinar “hasta el último detalle de campo para establecer el origen del fuego”.

El protocolo de actuación de la instrucción del fiscal jefe de Medio Ambiente de Andalucía recoge que la BIIF realiza esta tarea en colaboración con el Seprona, encargándose de lo material (causa y motivación), mientras el Seprona se dedica prioritariamente a lo personal (investigados, detenidos, etc.). Es por todo ello que el informe técnico de la BIIF constituye una parte central del atestado policial, que posteriormente se presentará ante el juez.

Mientras, el titular de Medio Ambiente ha presidido este viernes en Moguer la constitución del grupo científico-técnico para la restauración de la zona del incendio de Doñana. Fiscal ha confirmado que, al mismo tiempo que la Junta ha iniciado una campaña de captación de voluntarios para repoblar las zonas arrasadas por el fuego, solicitará fondos de ayuda a la Unión Europea. Este anuncio de la Junta coincide con la visita este jueves a la zona afectada de técnicos de la Comisión Europea.

El grupo de trabajo conformado este viernes estará compuesto por los ayuntamientos afectados por el siniestro, la Diputación Provincial de Huelva y la Junta de Andalucía. Del total de hectáreas calcinadas, 4.450 pertenecen al término municipal de Moguer, 3.054 hectáreas a la localidad de Almonte y 982 hectáreas a Lucena del Puerto. El fuego ha afectado a dos espacios protegidos: el Parque Natural de Doñana (6.761 hectáreas) y el Paraje Natural Laguna de Palos y Las Madres (17 hectáreas).

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciocho − Diez =