Cuando parece que está ya todo contado, cuando creemos haber llegado al summum por antonomasia de la literatura infantil, algunas propuestas editoriales nos quitan la razón y dan sorpresas mayúsculas en un terreno, la imaginación dirigida a la más tierna infancia, en el que siempre son de agradecer los nuevos enfoques. Es lo que acaba de proponer el sello Nube de Tinta con dos de sus últimas publicaciones: Los cuentos que nunca nos contaron y Cuentos Montessori para crecer felices. Se trata de dos bellísimos libros dirigidos a los más pequeños de la casa y a sus madres y padres para pasar juntos un rato más que agradable tomando conciencia de que ya en el siglo XIV y también en el XIX y el pasado siglo XX había relatos que abrían unas desconocidas ventanas hacia la igualdad.

Los cuentos que nunca nos contaron, con espectaculares ilustraciones de Dani Torrent, son un campo nuevo donde tienen cabida esos otros cuentos infantiles clásicos totalmente desconocidos para el público en general. Reinas guerreras, damiselas que saben rescatarse solas y jóvenes mujeres que son perfectamente capaces de resolver acertijos de una forma sabia dan una nueva vuelta de tuerca al formato de cuento infantil tradicional, más encaminado a los tiempos que corren, en el que los estereotipos clásicos del género deben dar paso a otros menos convencionales y más equilibrados.

Esta recopilación de relatos a cargo de Myriam Sayalero incluye cuentos como Blancaflor, de tradición española y recopilado, entre muchos otros, por Francesc Maspons en 1871. También se incluye El príncipe de los tres destinos, de tradición egipcia recogido por Andrew Lang en 1904. Otro relato que hará las delicias de los más pequeños de la casa es Una chica lista, un cuento ruso recogido por Aleksandr Afanasiev, los hermanos Grimm y Parker Fillmore, entre otros. También merece especial atención Anait, un relato popular de origen armenio escrito por el folclorista Ghazaros Aghayan en 1881.

Estos cuentos datan de épocas bien diferentes, el siglo XIV y también de finales del siglo XIX y principios del XX. Todas las heroínas protagonistas han podido librar sus propias batallas contra dragones implacables, gigantes indómitos y maldiciones y prejuicios que dan pie a mil y una aventuras. Dejan entrever todos ellos, que la necesidad de construir una sociedad más igualitaria, plural y abierta no es cosa de hace dos días, ni mucho menos, sino que esta lucha ya nació con la noche de los tiempos aunque se haya silenciado.

En Cuentos Montessori para crecer felices, Marta Prada, autora del conocido blog Pequefelicidad, e ilustrado espectacularmente por Leire Salaberria, ofrece cuentos destinados a los niños con explicaciones para los padres, en un intento entrañable y cercano para ayudar a crecer juntos a partir de los principios de la filosofía Montessori y la crianza respetuosa. Como dijo Maria Montessori, “liberad el potencial del niño y lo transformaréis… Y al mundo con él”.

Los cuentos que nunca nos contaron

 

Cuentos Montessori para crecer felices

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × 5 =