Cumplir 18 años no solo abre las puertas de la discoteca, si no de un sinfín de descuentos en transporte, museos, parques de atracciones, eventos, etc. Pero, si ser joven siempre ha sido una ventaja, todavía lo es más dentro del sector bancario.

La mayoría de las entidades ofrecen cuentas bancarias especiales para un público que no supera cierta edad. Se trata de la popularmente conocida como cuenta joven y suele ser un producto sin comisiones y con pocos requisitos. En muchas ocasiones, si la versión adulta de una cuenta requiere la domiciliación de una nómina o ingresos concretos, el banco reduce la cantidad exigida a los menores de cierta edad, ya que entiende que su nivel económico probablemente es inferior. Además, suele ofrecer descuentos, regalos y promociones especiales.

Pero ¿cuál es la franja de edad que separa a un cliente joven de uno que ya no lo es? Lo cierto es que los bancos no se han puesto de acuerdo en fijar un año concreto, de modo que el mercado ofrece una gran flexibilidad en este sentido. Los expertos del comparador de productos financieros HelpMyCash.com lo explican.

Tres cuentas solo aptas para menores de 25 años

Como para muchos otros servicios, los bancos tradicionalmente han fijado la edad de sus cuentas joven en los 25 años y así lo siguen haciendo Bankia, CaixaBank y Evo Banco, aunque con ciertas diferencias.

En el caso de Bankia, es posible abrir su cuenta joven con solo 14 años y seguirá vigente hasta el momento en el que el cliente cumpla 25. En esa fecha la cuenta pasa a ser automáticamente Cuenta Fácil, la cual exige la domiciliación de la nómina, entre otros requisitos.

CaixaBank, por otra parte, ha ideado un nuevo sistema gracias al cual los usuarios de la Cuenta Joven que cumplan los 25 años y estén dados de alta la app de Línea Abierta, pueden seguir disfrutando de una cuenta sin comisiones ni condiciones. Concretamente, si el usuario lo acepta, su cuenta se transforma en la Cuenta Corriente de imaginBank, la entidad 100 % móvil del grupo, que no exige la domiciliación de la nómina, no tiene coste y sigue incluyendo una gran gama de descuentos en ocio y viajes.

Por último, la Cuenta Joven de EVO Banco, disponible hasta los 25 años, está exenta de comisiones, permite hacer transferencia gratis y sacar dinero sin coste dos veces al mes en cualquier cajero del mundo. Una vez superada la edad límite, se transforma en una Cuenta Inteligente, que sí exige cierta vinculación.

Kutxabank y BBVA amplían la franja de edad hasta los 29 años

En estas dos entidades la juventud se alarga unos años más. Tanto Kutxabank como BBVA consideran que sus clientes no dejan de ser jóvenes hasta que no cruzan la barrera de los 30.

Ambos bancos ofrecen para los menores de esta edad cuentas sin comisiones y con una gran libertad. Sin embargo, los usuarios de BBVA pueden quedarse tranquilos, porque cuando cumplan 30 años su Cuenta Blue se transforma en la Cuenta Online BBVA, que sigue sin incluir costes ni requisitos y ofrece una operativa que combina Internet y oficinas.

 

Abanca ofrece el margen más amplio, de 16 a 34 años

La entidad gallega Abanca es la que más estira la juventud del sistema bancario español. Concretamente, su Cuenta Clara Joven es accesible a clientes de 16 a 34 años y entre sus ventajas especiales destaca la posibilidad de disponer tanto de una tarjeta de crédito como de una tarjeta de débito NX de forma gratuita, con la que es posible sacar efectivo gratis cinco veces al mes en el extranjero.

Cuando el cliente cumple los 35 años, esa tarjeta de débito NX con el servicio de cajeros gratuitos desaparece y se convierte en la tarjeta Visa Electrón, que también es gratuita. En cuanto a la tarjeta de crédito, podrá seguir siendo sin coste, pero ya no libremente, sino que requerirá el cumplimiento de algunas condiciones, como realizar compras anuales por encima de los 3.000 euros o aumentar la vinculación con la entidad.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 − tres =