Carlos Alberto Montaner es analista político del canal norteamericano de televisión CNN, periodista y escritor. Sus columnas de opinión se publican en decenas de medios del continente y se calcula que más de seis millones de personas le leen semanalmente. Tiene un blog (http://www.elblogdemontaner.com) sobre asuntos latinoamericanos muy valorado y visitado, ha publicado numerosos libros de ensayo y novela y es una de las voces más escuchada y respetada en las Américas. En esta entrevista nos habla de la truncada Revolución cubana y de otros asuntos que atañen a América Latina, como la crisis de Venezuela y el proceso de paz en Colombia.

Participó en la Revolución cubana, ¿tuvo algún papel?

Cuando triunfó la revolución, en enero de 1959, era muy precoz, pero sólo tenía 15 años.Simpatizaba, como casi todos los estudiantes, pero mi papel fue mínimo en la lucha contra Batista.

¿Cómo fue su salida de La Habana?

A los 17 años me fugué de una cárcel política para menores y me asilé en una embajada. A los siete meses me dieron el salvoconducto y volé directamente a Miami.

¿Cuándo se dio cuenta que la Revolución estaba tomando un giro comunista?

A los tres meses. Me lo confirmó un viejo comunista amigo de mi familia que luego fuera viceministro de Educación. Se llamaba Raúl Ferrer.

¿Cree que los Castro tenían pensando todo desde el principio?

Al inicio no lo creía, pero con los años me fui convenciendo de que Fidel y Raúl eran comunistas desde fines de los años cuarenta. Su handler dentro del partido fue Flavio Bravo. Todos esos datos aparecen en un libro muy bien documentado titulado El sóviet del Caribe. El autor es César R. Aguilera.

¿Qué opinión le merece el Che Guevara?

La peor. Era un tipo violento, inflexible y dogmático. Alguien que es capaz de escribirles a sus padres que le gustaba matar, o de decir, públicamente, que un revolucionario dede ser una fría máquina de matar. Era un psicópata.

¿Por qué no hubo una verdadera oposición al régimen capaz de tumbarlo como ocurrió en Europa del Este?

La hubo y Castro, con la ayuda de los soviéticos, la aplastó. Entre 1960 y 1966 hubo campesinos alzados en las montañas del centro de Cuba. En esas luchas guerrilleras murieron unas ocho mil personas. En las dos primeras décadas del castrismo encarcelaron a unos cien mil cubanos y fusilaron a varios millares.

¿Cómo fue su llegada a los Estados Unidos?

El 9 de septiembre de 1961 cientos de asilados en diversas embajadas salimos de Cuba en aviones rumbo a los respectivos países. Mi avión seguía a Venezuela, pero hacía escala en Miami. Ahí me quedé.

¿Cree que la política de Obama fue acertada con respecto a Cuba?

No. Fue un error sacar del juego a la oposición democrática. Lo razonable hubiera sido que le indicaran al gobierno cubano que la reconciliación pasaba por aceptar la existencia del multipartidismo. No ponerle ninguna condición a los Castro era una receta para lo que ocurrió: La Habana le pidió a Washington ciento cuarenta mil millones de dólares como indemnización por la interrupción de las relaciones comerciales y arreció la represión contra los disidentes.

¿Cuál es la relación entre la Cuba de los Castro y Venezuela?

Venezuela es una colonia política de Cuba. La contrainteligencia cubana sostiene a Maduro en el poder y éste le paga a los Castro ingentes cantidades de dinero y 42 000 barriles de petróleo diariamente. Cuando Venezuela producía más petróleo llegó a darle a su menesterosa Metrópolis el triple de esa cantidad. Cuba reexportaba una parte.

Usted participó en la creación de una plataforma de oposición para Cuba, ¿qué fue de aquello?

Para tratar de reproducir en Cuba la transición española o la que hubo en Europa del Este. Me ayudó mucho Adolfo Suárez, que entonces dirigía la Internacional Liberal. La Plataforma Democrática Cubana tenía a bordo a los liberales, que yo presidía, los socialdemócratas y los democristianos. Cada grupo tenía el respaldo de su correspondiente Internacional. Si el gobierno cubano admitía la apertura, como ocurrió en Europa del Este, aterrizaríamos en Cuba con cientos de líderes democráticos de todo el mundo. La idea era destrabar el conflicto. Desplazar el eje de confrontación de Cuba vs. USA a la última dictadura comunista de Occidente vs. todas las democracias.

¿Quién manda ahora en Cuba?

En Cuba mandan Raúl Castro y su grupo de militares. Díaz-Canel es un cero a la izquierda.

¿Hacia dónde evolucionará Cuba?

No lo sé, pero no creo que funcione la fantasía de copiar a China o a Vietnam. Los militares no quieren perder sus privilegios y tampoco que surja un grupo que compita con ellos en riqueza.

En los últimos años incursionó en la literatura, ¿en qué proyectos trabaja ahora?

En mis memorias. Hay que ir haciendo las maletas. Si me quedé tiempo tengo previstas un par de novelas.

Finalmente, ¿qué piensa del futuro del continente, estamos mejor que hace unos años?

Sin duda, estamos mejor que en las décadas previas a 1990. Al menos formalmente, casi todos los países latinoamericanos son democracias. Faltan Cuba, Venezuela, Bolivia y Nicaragua, pero casi todas esas naciones tienen sistemas muy precarios que pueden dar la vuelta. El gobierno de Ecuador ha roto con Correa y está en vías de tener un comportamiento más democrático.

¿Qué piensa del proceso de paz colombiano?

Pienso que ha sido desastroso. Con la venia de Juan Manuel Santos, las FARC cuadruplicaron la producción de coca y junto al ELN se han transformado en el mayor cártel del planeta. Le dejan a Iván Duque y a Marta Lucía Ramírez una papa caliente.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. Historia del Carlitos Pesetas Montaner segun La Habana!

    Carlos Alberto Montaner Suris. Connotado terrorista de origen cubano, jefe nacional de acción y sabotaje del grupo “Rescate Estudiantil” del Frente Revolucionario Democrático (FRD), grupo mercenario financiado por la CIA que operaba en Cuba en los primeros años de la Revolución.
    Contenido

    1 Síntesis biográfica
    1.1 Primeros años
    1.2 Incorporación a la CIA
    1.3 Acciones terroristas desarrolladas
    1.4 Arresto
    1.5 Actividades terroristas en el extranjero
    2 Véase También
    3 Enlaces Externos
    4 Fuentes

    Síntesis biográfica
    Primeros años

    Carlos Alberto Montaner Suris nació en La Habana, Cuba el 3 de marzo de 1943, hijo del periodista Ernesto Montaner, quien estuvo muy vinculado a la ambajada de Estados Unidos en La Habana antes de 1959 y años más tarde dirigiera, en Miami, el periódico Patria, financiado por el dictador Fulgencio Batista desde el extranjero. Con solo 17 años de edad, se vinculó directamente a la organización terrorista Movimiento de Recuperación Revolucionaria (MRR) de Manuel Artime y Orlando Bosch, dirigida por la Agencia Central de Inteligencia CIA.

    Compartió la jefatura nacional del frente de acción y sabotaje del grupo “Rescate Estudiantil” del terrorista Frente Revolucionario Democrático (FRD) con Alfredo Carrión Obeso y entre sus acciones más notables en la década de 1960 estuvo la colocación de bombas en tiendas y cines de La Habana, enmascaradas en cajetillas de cigarros.

    Durante la Crisis de Octubrede 1962 se alistó en el Ejército de Estados Unidos. Estudió en la Universidad de Miami.
    Incorporación a la CIA

    Sus vínculos con la Agencia Central de Inteligencia (CIA) vienen desde que formaba parte del MRR. Fue precisamente en el mes de abril de 1962, cuando Carlos Alberto aceptó trabajar para ellos “hasta la caída del comunismo en Cuba”. A ello contribuyeron de manera significativa José Ignacio Rasco y Rafael “Warry” Sánchez, que trabajaban para la Agencia, quienes realizaron el estudio y la caracterización de aquel joven que acababa de cumplir 19 años de edad. Por coincidencia o ironías de la vida, años mas tarde, la casa clandestina de la CIA en Miami, en la que se produjo el reclutamiento de Carlos Alberto, se convertiría en vivienda del propio Rasco.

    Después, siendo soldado del ejército norteamericano, los vínculos se consolidan. En tal contexto, hace su reclutamiento formal. Fue la CIA, según documentos ya desclasificados, quien lo destina a Puerto Rico primero y a España después para tener su base en este país con la clara intención de establecer en este un entramado que trabaje el país y demás países europeos con acciones dirigidas a desestabilizar el régimen cubano, promoviendo campañas y acciones orientadas a lograr que la Unión Europea (UE) aísle al Gobierno y a la Revolución cubana.

    Este terrorista de profesión periodista, es una persona que actúa siempre con maña profesional; y no solo busca habitualmente información sobre Cuba y sus dirigentes, sino que reclama siempre datos sobre elementos de la contrarrevolución, tanto en España como en Miami, de cualquier tendencia, información que destina a la CIA y que usa en beneficio propio.

    En 1970 se radicó en España donde con ayuda de la CIA fundó la editorial Playor y la agencia de noticias Firmas Press desde donde publica libros y brinda información tendenciosa contra Cuba a medios de prensa latinoamericanos, europeos y estadounidenses.

    Por aquellos años, Montaner trabajaba bajo las ordenes de la estación de la CIA en Madrid. Sirvió de enlace y apoyo en Europa de la CIA a otros dos de sus agentes cuando, en agosto de 1973, recibieron la misión de viajar a París para colocar una bomba en la embajada cubana en Francia. Esa acción terrorista no llegó a efectuarse porque el artefacto explosivo detonó en el hotel donde se alojaba uno de los terroristas.

    Montaner fue promotor y organizador de los congresos de intelectuales disidentes que se celebraron en la década de 1980 en Europa y América Latina. El propósito fundamental era movilizar a personalidades del medio intelectual contra la Revolución Cubana.

    Escribió y publicó en su Editorial obras que convirtieron al también terrorista, expolicía batistiano, Armando Valladares en “ilustre poeta”, defensor de los derechos humanos. También publicó la novela El tiempo es el diablo, supuestamente escrita por Ricardo Bofill Pagés. Esta edición resultó un plagio de la novela Los ojos del papel, del escritor cubano José Lorenzo Fuentes, lo cual fue demostrado públicamente por su légítimo autor.

    Ha trabajado en la promoción de deserciones de cubanos en España y ha aprovechado todas las counturas posibles para enrarecer las relaciones bilaterales entre Cuba y el país ibérico.

    Fundó en 1990 en Madrid, la Unión Liberal Cubana y la Plataforma Democrática Cubana, coalición en la que se integran pequeñas organizaciones anticubanas cuyo principal trabajo es influir en sectores políticos europeos y latinoamericanos y promover presiones contra la Isla. A través de la Asociación Iberoamericana por la libertad, vinculada a la Unión liberal Cubana, ha recibido de la presidencia de la Comunidad Autónoma de Madrid, 79 000 € en el 2007 y 70 000 € en el 2008 para sus actividades de propaganda.

    Consta que se reunió con periodistas, empresarios y responsables del fallido golpe en Venezuela y desde distintos medios latinoamericanos ha apoyado públicamente a la dictadura de Roberto Micheletti en Honduras.

    Este agente de la CIA norteamericana, furioso enemigo de la Revolución cubana, ferviente defensor del mantenimiento del más férreo bloqueo contra Cuba y opositor de cualquier paso en dirección a normalizar las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, cuyo destino ha sido practicar el Terrorismo de Estado, continúa siendo prófugo de la justicia cubana.
    Acciones terroristas desarrolladas

    Los miembros de “sección estudiantil” del FRD se reunían en la casa de Alfredo Carrión Obeso, en el 86-A esquina a 3ra, en Miramar. Esta casa estaba ubicada a sólo una cuadra de distancia del lugar de residencia de Montaner donde fueron ocupados los materiales explosivos.

    Según reza en los archivos periodísticos de la época, en los meses de septiembre y diciembre de 1960, se reportan más de cien acciones de sabotaje y actos terroristas contra la población de Cuba, todas financiadas por la CIA y ejecutadas por grupos reaccionarios…
    Sabotaje a la escuela Nobel Academy
    Montaner y a sus cómplices estuvieron relacionados con los atentados ocurridos en el mes de diciembre de 1960, en la Ciudad de La Habana. Hechos como el incendio ocurrido el día 15 de diciembre en la emisora radial CMQ en la capital; el estallido de una bomba en la Universidad de La Habana que hirió de gravedad a un estudiante; el incendio del cine Cándido, de Marianao, con siete jóvenes heridos, y el atentado ocurrido el sábado 24 de diciembre de 1960, a unas horas de la celebración de Navidad, en la popular tienda por departamentos Flogar, calle Galiano esquina a San Rafael, donde resultaron gravemente heridos un niño de 13 años de edad, su hermana y su mamá, por la explosión de una bomba.

    Carlos Alberto Montaner estuvo vinculado además, con los responsables del atentado ocurrido el 28 de febrero de 1961, en la escuela Nobel Academy, ubicada en la Calzada de Diez de Octubre, reparto La Víbora, apenas un mes después de su arresto.

    Apoyó las atrocidades cometidas en el Escambray por mercenarios organizados y financiados por la CIA con la colaboración de organizaciones como el FRD, grupo al que pertenecía Montaner, el MRR y Alpha-66 que tenían su base en el propio territorio de los Estados Unidos, sembrando el pánico y la desconfianza en el campesinado, con la quema de escuelas, robos, asesinatos a maestros, campesinos y obreros agrícolas, sin importarles que arrasaban familias enteras.
    Arresto
    Montaner al ser arrestado
    El lunes 26 de diciembre de 1960, en horas de la madrugada, un amplio operativo del G-2 da el golpe mortal a la red que venía colocando bombas en centros comerciales. Fue arrestado el terrorista Carlos Alberto Montaner Suris en su domicilio de Calle 88ª, número 309, del entonces muy exclusivo barrio habanero de Miramar, con dos de sus cómplices, Néstor Manuel Piñango Pérez y Alfredo Carrión Obeso.

    Al procederse al arresto las autoridades ocuparon un maletín de lona, cuatro detonadores, un rollo de mecha, un pomo con tres barras de fósforo vivo, dos rollos de tape, cuatro cartuchos de municiones, dos pantalones verde olivo y dos camisas de miliciano; numerosas bombas, dinamita, una ametralladora STAR, y detonadores.

    En el registro que se realizó en la casa de Montaner aparecieron además varios bloques de C-3, un explosivo destinado a producir voladuras y caracterizado por iniciarse tanto por el calor, una llama o una simple chispa, son también ocupados.
    Noticia en la prensa

    En el cartón de los paquetes rectangulares aparece la advertencia: “Un bloque es equivalente a media libra de TNT”.

    En el momento de la detención de Montaner, este contaba apenas con 17 años de edad. Fue juzgado junto a sus cómplices en la causa 6-61, radicada por los delitos de estragos y tenencia de materias inflamables siendo sancionados a 20 años de reclusión, respectivamente.

    Al ser técnicamente menor de edad éste es dirigido hacia el Reclusorio Nacional para Menores Torrens, de escasas medidas de seguridad, lo que le permite escaparse con facilidad unos meses más tarde, con un mercenario del Escambray, para refugiarse en una embajada latinoamericana complaciente, donde se le esperaba con instrucciones de facilitarle un salvoconducto.

    El 8 de septiembre de 1961, abandonó el territorio cubano, con destino a Miami, con el salvoconducto dado por la mencionada embajada, a solicitud de sus jefes de Miami.
    Actividades terroristas en el extranjero

    En su nueva patria, Montaner integra las Fuerzas Armadas y, a principios de 1963, es ubicado con un grupo operativo de la CIA en la academia norteamericana del terror de Fort Benning, Georgia, base dirigida por la CIA, especializada en cursos de propaganda, acciones encubiertas, comunicaciones, espionaje y operaciones clandestinas, donde comparte con Luis Posada Carriles y Orlando Bosch, los fundadores de la CORU, el grupo más activo de la Miami terrorista, y Jorge Mas Canosa, creador de la Fundación Nacional Cubano Americana que aseguró un apoyo financiero y logístico indefectible a Posada y sus mercenarios.

    Después de una caótica estancia de tres años en Puerto Rico, el entonces oficial de la CIA, Montaner, logra desencadenar un escándalo en Nueva York que rebota en todos los medios de la prensa hispana, al declarar que la mayoría de las puertorriqueñas radicadas en esta metrópoli se prostituyen. Posterior al hecho es asignado a España donde realiza varias tareas por cuenta de la compañía, siempre en colaboración con la Policía Secreta española, sometida a las orientaciones de los servicios especiales estadounidenses.

    A partir del año 1970, con el apoyo logístico y financiero de la CIA que quiere conformarle una imagen de intelectual en exilio, el “demócrata” Montaner, disfrutando durante años las bondades del régimen hacia su persona, monta un jugoso negocio de propaganda que sigue hoy operando, aunque continúa con sus actividades vinculadas al terror.

    En julio de 1973, siguiendo orientaciones de la CIA, ayudó al terrorista Juan Felipe de la Cruz a entrar a España y atravesar secretamente la frontera con Francia para repetir en París el atentado que había realizado en Montreal el año anterior, provocando la muerte del diplomático cubano, Sergio Pérez Castillo. El 3 de agosto de 1973, De la Cruz moría al explotársele su propia bomba en un suburbio de París.
    Carlos Alberto Montaner
    Apoyó la Operación Cóndor de la DINA de Augusto Pinochet y el asesinato en Roma de líder demócrata cristiano chileno Bernardo Leighton y su esposa. Fue además designado como cómplice del terror del partido salvadoreño ARENA, autores del asesinato de Monseñor Arnulfo Romero, del sacerdote jesuita Ignacio Ellacuría, apóstol de la Teología de la Liberación, y de cinco de sus colegas.

    El 23 de septiembre de 1994, escoltó a José María Robles, capo del falangista Partido Popular de España, durante una visita a Miami para sostener un encuentro con Antonio “Toñin” Llama, director de la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA), el mismo que confesara en junio del 2006, en una entrevista al mafioso Miami Herald, cómo compró por cuenta de la FNCA explosivos y helicópteros teleguiados para bombardear una concentración popular en la habanera Plaza de la Revolución.

    Se le vinculó además a la muerte del sacerdote jesuita Ignacio Ellacuría y de sus colegas, por su hostilidad desenfrenada hacia los predicadores de la teología de la liberación.

    El 1 de febrero de 2009, Montaner encabeza con Esperanza Aguirre, prima dona del Partido Popular español que dirige ahora la ofensiva contra Cuba en el Parlamento Europeo, una ridícula manifestación de activistas del Frente Nacional y de Alternativa Española, grupos fascistas españoles afiliados a la red del neofascismo europeo.

    A partir del Golpe de Estado contra el presidente hondureño Manuel Zelaya, el 28 de junio de 2009, se convirtió en apologista furibundo del dictador golpista Roberto Micheletti, al lado de la congresista norteamericana Ileana Ros-Lehtinen, Armando Valladares otro cubano americano terrorista colaborador de la CIA, y se aparece en Tegucigalpa, Honduras para “defender los derechos humanos”, mientras aplaude cuando el régimen fascista hondureño lanza su policía contra las manifestaciones de la Resistencia.

    Montaner es conocido por su apoyo fanático a los elementos más extremistas de la mafia cubano americana y en vísperas de cumplir 67 años de edad se encuentra plenamente amalgamado con lo más recio de esta organización, la misma que reclamó, en el momento de la ocupación de Iraq, que se destruyera La Habana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × 3 =