Hoy desayuno en una cafetería donde la gente todavía se saluda al entrar y al salir aunque no se conozcan. Lo se, es muy fuerte. Desde el “Don’t tell me” de Madonna subida a un toro bravo, nada me sorprendía tanto…

Escucho conversaciones tipo: –Los de Corea y el Trump se van a liar a bombazos… -El socialismo se está quedando huérfano… -¡Joder con la declaración de Iva! y -¡Necesito un buen polvo! ¡A los buenos días!

Como buena Virgo, mi cabeza se adelanta a mi respiración y analiza sin piedad. Pero esta vez es distinto. Llevo meses leyendo sobre la responsabilidad, el ego y las realidades neutras, y no voy a dejar que esa Pepita Grillo que tengo entre oreja y oreja se responsabilice de todo lo que ocurre a su alrededor. “Ya no”, repito mientras remuevo el café con leche de soja porque se ha cortado.

¿Sabías que la leche vegetal, en contacto con el café caliente, a veces se agruma? Pues si, te lo digo yo. Hoy me han tocado grumos de buena mañana…

“Todo está bien” “Nada me perturba”, repito. Es como un mantra que hay que practicar para vivir en el aquí y ahora. En el tuyo propio. Bien.

Me da bastante asco el café, pero debo cambiar mi foco de atención para no potenciar la negatividad sobre el café, y es entonces cuando me fijo en el mini bocadillo. Bueno, me fijo en el poco tomate y el poco jamón que lleva, para que nos vamos a engañar… pero yo con mi mantra: “Nada me perturba” “Ya no”.

Veo un periódico en la barra, es La Razón. “Todo está bien”. “Nada me perturba”. “Ya no”.

-¡Ya no, mis cojones! -dice Pepita Grillo

Y de repente, bajo de mi unicornio y la realidad me pega una hostia por la derecha que me deja mirando hacia la puerta, que sigue abierta y por la que por cierto, ya nadie entra dando los ¡Buenos días!

Kim Jong-un es un absoluto despropósito, como Trump, en ellos no hay atisbo de humanidad ni de amor. Miedo.

El rojo está de luto y con lo de Carme Chacón, uno no se recupera tan fácilmente. Mujer, profesional, joven y socialista. La cara de la visibilidad femenina en la política Española. El acierto de dar un paso al frente y el saber echarse a un lado. Qué pronto la despedida, buen viaje allá donde estés.

…”Las cosas pasan” “Nada me perturba”…

Prometo no ser negativa, pero está sonando Ruth Lorenzo en la radio, y francamente, habría preferido a Maluma… Así está el patio.

Recibo un mail de mi gestoria con la cifra del Iva. Más miedo. Lo del 21% es aberrante, como el recibo de los autónomos.

Pagar los autónomos me hace sentir como la pringada que invita a copas  para acabar acostándose con el tío más básico del bar.

Se que tú no le ves la lógica, pero yo sé que a ese tío me lo puedo tirar sin pagarle una copa, exactamente igual que podría trabajar sin pagar autónomos; lo que pasa es que tengo bastante conciencia social y  soy maja y generosa. Y si, un polvete siempre viene bien, también es verdad…

Ya no se si “Nada me perturba”, pero creo que este café, además de caro, no se puede beber. Sus grumos me hacen bola, igual que los autónomos o la falta de amor y de “Buenos días”.

Igual que Corea del Norte y Trump, igual que La Razón.

Y ahora me río…y no sé por qué… Es como cuando veo los videoclips de Los Morancos. ¡Buah, eso es que estoy evolucionando fijo!

…”Todo está en calma” “Nada me perturba” “Ya no”…

¡Y cuando consigo conectar con el “aquí y ahora”, miro el movil y me doy cuenta que todo este rato he estado tirando de datos pudiendo haber conectado el Wi-fi!

Bienvenidos a mi realidad 3G.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

2 Comentarios

  1. Uf, perdona mi atrevimiento pero no me gusta nada tu forma de escribir. Creo que te falta chispa y gracia. Te lo digo desde el respeto y como aficionada a los blogs y artículos de opinión. He llegado por casualidad a este artículo y me parece una redacción de 1o de ESO sin gracia. Pero seguiré atenta. Un saludo.

  2. Hola Eva, es una pena que siempre seáis mujeres las que ponéis comentarios negativos contra otras mujeres, y más en el caso de Ruth Lorenzo que ha empezado hace poco y esta luchando en el tan difícil mundo de la música. Creo que tú como actriz amateur quizás podrías entenderlo. Pero bueno, prefieres a Maluma… Un saludo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × 2 =