Hoy llega a Madrid Hazte banquero, obra de teatro documental basada en el Caso Bankia y los correos de Miguel Blesa. Muy a tiempo, ya que se podrá ver a la vez que se celebra el juicio por las llamadas tarjetas black. La representación lo cuenta todo usando sencillamente las propias palabras de los acusados. Simona Levi, activista, fundadora de XNet y 15MpaRato –entidad que ejerce la acusación popular en el caso y responsable de que se esté celebrando este juicio–, dirige la obra. La acusación llevada a cabo ante los tribunales por el movimiento 15MpaRato demuestra la capacidad de respuesta de los ciudadanos frente a la corrupción.

 


 

D16. Defina #15mpaRato.
Ciudadanos que se han organizado para llevar al banquillo a los responsables de la crisis, empezando por Rodrigo Rato.

Ha dicho crisis. Defina lo que llaman crisis.
Esta crisis es una estafa. Es claramente una trama criminal organizada en las cúpulas de los partidos políticos y puesta en marcha a través de los sucesivos gobiernos, tanto del PSOE como del PP, y de empresas privadas como por ejemplo Bankia, que servían de máquinas para engrasar alianzas y comprar voluntades. El objetivo de esta trama criminal: saquear el país.

Tengo la sensación de que aquello que se llamaba redistribución de la riqueza ha dado la vuelta, es decir, se roba a los pobres para enriquecer más a los ricos. ¿Es una revolución de la derecha?
Sí, exacto. Efectivamente, la crisis se ha inventado para amedrentar a la gente, como por ejemplo las preferentes, en el momento álgido. La preferente es en realidad una trampa. Realmente, Robin Hood al revés.

Lo digital, las nuevas formas de comunicación, han creado una revolución democrática y han hecho que los medios de comunicación no posean las herramientas únicas para decidir la realidad… ¿Ha sido útil que las redes den poder a los ciudadanos?
Claro que el diablo está por todas partes, pero es innegable que las redes han supuesto una democratización. Nosotros le llamamos unas desintermedición. Antes había unos intermediarios de la realidad, los partidos, los medios de comunicación, incluso intermediarios económicos, y lo que nosotros hacemos con la red es quitarlos de en medio. Podemos considerarlos colaboradores si quieren, pero jamás intermediarios: la gente quiere acción directa, información directa, formas de organización directas que ya no son los partidos. Obviamente el sistema va a querer capturar y meter el genio nuevamente en la botella.

¿Por qué esos miles y miles de ciudadanos que están protestando en las redes no están en la calle?
El formato calle tiene varios inconvenientes: uno, es un poco antiguo, y entiendo que antes fuera el centro porque no había otra manera de protestar todos juntos, pero ahora en la red podemos estar todos juntos sin estar ahí. Esto nos ha permitido crear lo que llamamos lucha en red y democracia en red, en el sentido de que mientras la PAH está organizando parar un desahucio, nosotros estamos en la Audiencia Nacional, otros están escribiendo en un blog…y es tamos todos conectados y presentes.

Están yendo un paso más allá de denunciar públicamente, lo están haciendo legalmente, ante la Justicia. ¿Qué dificultades han encontrado?
Curiosamente, ninguna de las que esperábamos, pero sí otras que no esperábamos. Pensábamos que iba a ser difícil meter en prisión a políticos y banqueros, causantes de la crisis, y en estos cuatro años los hemos visto desfilar. Lo más complicado ha sido transmitir el mensaje de que esto ha sucedido gracias a gente corriente. Hemos tenido que crear finalmente una obra de teatro para dar a conocer esto. Y no es sólo por la ilusión normal del reconocimiento, sino porque es importante que la gente sepa que esto puede hacerlo cualquiera. No es necesario ser especialista legal, ni experto en economía, ninguno de nosotros lo es, para sentar a estas personas en el banquillo. Y esto el sistema no ha querido que se supiera porque en el momento en que sepamos que cualquier ciudadano se arremanga y se organiza con cinco más puede acabar con un futuro primer ministro y sesenta y tanto más…

¿Son los recortes en Cultura una manera de cercenar el espejo de lo que somos, de recortar esa “herramienta”?
No creo que haya más recortes en la cultura que los que se han hecho en general. Nuestra sanidad se va al carajo y no puede hacer su servicio público que es tener una sociedad sana para que esté en mejores condiciones para luchar.

Me refería al descrédito de la cultura, no hablo del espectáculo sino de lo culto, la reflexión.
En muchas ocasiones, el problema de la cultura es el propio sector cultural, con esa actitud de superioridad ante las luchas colectivas lo que daba una imagen de un espacio snob y elitista. Yo lo reflejo en mi lucha contra el copyright y la SGAE y así como la sociedad civil ha entendido que hay que defender internet aun con todos sus defectos… El gremio más conservador en este sentido es el gremio cultural, que apuesta por recortar en la revolución que es internet. De qué tipo de cultura hablamos y controlada por quién.

Vamos a las tarjetas black. Defina las black.
Isaac Rosa escribió el otro día una cosa que las define bien: son las tarjetas de la paz social. Esta trama criminal de la que hablaba antes que ha consistido en saquear un país, necesita sus hombres para llevarlo a cabo y que no sean molestados por el resto de la corte. Sirven para pagar a las personas que tenían que ejecutar el plan y mantener tranquilos a los posibles opositores. Por eso las tarjetas black afectan a todos, PP, PSOE, IU, patronal, sindicatos…a todos por igual.

Ha sucedido con el silencio de absolutamente todos los agentes políticos. ¿Ha terminado esto?
Yo creo que no. Creo que los partidos nuevos son la reproducción de los antiguos menos alguna candidatura que considero genuinamente diferente, e incluyo mi partido, el Partido X, como BCN En Comú, Marea gallega…

Dicen que con las tarjetas black se juzga una época. Esto supondría también admitir que esa época ha terminado.
Exacto, es por eso que nosotros hacemos el espectáculo teatral ahora. Hay un modus operandi que se sigue reproduciendo, propios de este tipo de democracia y ni Ciudadanos ni Podemos han modificado la estructura de esta manera de actuar. Nadie indica que no pueda seguir reproduciéndose. 

Defina lo que llama “esta democracia”.
No estoy en contra de partidos cuya estructura interna les hace intermediarios e incluso creo en la estructura parlamentaria…

E incluso tiene un partido, el Partido X.
Sí, ¡incluso tengo un partido! No estoy hablando de democracia directa pero sí de que el intermediario que se necesita entre la opinión pública y el chiringuito que es en concreto el Parlamento, tiene que facilitar las demandas de la opinión pública, las luchas programáticas de la sociedad civil organizada. Los llamados nuevos partidos no han hecho nada de esto, tan sólo estas dos cosas: copar y polarizar. Unos se abanderan de la lucha contra los desahucios, el 15M…”nosotros somos todo eso”, pero mantienen las puertas cerradas; otros polarizan la sociedad hacia cantinelas tipo yo soy rojo, tú azul, cosas de bandos, conmigo, contra mí…es seguir en la estructura de siempre.

La estructura de la que habla de “esa democracia”, ¿es española?, ¿es europea? ¿o es global?
Es global. Sólo parecen aportar solución el Partido X y algunas de estas candidaturas ciudadanas.

Hablamos de una democracia representativa. Todo el tiempo se pone el foco en aquellos que nos representan. Para preguntarnos quién nos representa hemos de preguntarnos quiénes somos como sociedad.
Nosotros, el Partido X, yo misma lo pienso profundamente, hemos de aplicar la filosofía hacker, que tiene dos cosas muy importantes: No agregarnos a la ideología ni a los discursos. ¿A qué asistimos como política? A bonitos discursos, pero ni a Rajoy, ni a Iglesias se les conoce por nada que hayan hecho. Se trata de hacer. 

Izquierda, derecha…
Yo las puertas cerradas que he encontrado por hacer algo diferente, las dificultades más grandes, han sido con dogmáticos de izquierda y no liberales de derechas. Porque los liberales de derechas tienen menos miedo.

¿Y una estructura de comunicación más inteligente?
Y lo tienen también más fácil, todo hay que decirlo. Porque el pensamiento de derechas es más próximo al egoísmo propio del ser humano, más instintivo, más mimético.

Para terminar, vuelvo a las Black. Digamos que la cabeza visible es Blesa, a quien pone ahí José María Aznar, ex presidente del Gobierno. ¿Es Aznar el responsable último del robo de esta gente
No tenemos ganas de tener un pleito por ataque al honor con Aznar, así que esta afirmación tuya la podemos hacer colectiva y así pagamos el abogado a medias.

publicpreview2

La obra Hazte Banquero estará en el Teatro Fernán Gómez desde el miércoles 5 hasta el sábado 9 de octubre.

Creación: Xnet y 15MpaRato

Texto: Adaptación de Simona Levi y Sergio Salgado a partir de textos realizados por el grupo de información periodística y de supervisión legal del proyecto Xnet.

Dramaturgia y dirección: Simona Levi

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorEsclarecido el cuádruple crimen de Pioz
Artículo siguientePremio Anti-Planeta, el viernes 14
Periodista y escritora, estudió Ciencias de la Información en la Universidad Autónoma de Barcelona. Ha ejercido como periodista en El Mundo, Cadena Ser, Radio Nacional de España, El Periódico de Cataluña, Cuatro, Telecinco, Antena3 Televisión,... Ha sido (por este orden) redactora de calle, entrevistadora, reportera, guionista de radio y televisión, columnista política, analista política, columnista cultural, articulista, jefa de sección, jefa de redacción y subdirectora. Directora de D16.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × 5 =