Hay más de 300.000 profesionales activos en Europa de la medicina alternativa, que incluye terapias naturales como la aromaterapia, acupuntura, kinesiología, la osteopatía, shiatsu, reflexología y otras más, exigen a Europa su reconocimiento legal.

Sus prácticas en su mayoría se toleran pero no son reconocidas legalmente. Los niveles de formación varían de Tercer Nivel de Educación a Diploma de Maestría equivalente. La práctica es en su mayoría no invasiva. Las principales razones por las que recurren a estos profesionales los ciudadanos se basan en el  cuidado personal y el mantenimiento de la salud.

La Asociación Europea de Medicina Tradicional China (ETCMA) muy activa en la UE tiene como objetivo principal promover el reconocimiento y la aceptación más amplia de las terapias de medicina tradicional china por los gobiernos europeos y el público.

En España hay 60.000 profesionales, según los datos de un estudio del año 2011 de la Unión de Trabajadores y Profesionales Autónomos (UPTA). Cofenat toma esa cifra como punto de partida y estima que a día de hoy existen en España cerca de 80.000 profesionales. El número de UPTA viene dado por todos aquellos profesionales y empresas que se han dado de alta en el Epígrafe 841 y el 944 previstos en el Real Decreto 1175/1990 de Actividades Económicas.

“No hay reconocimiento a nuestra labor. Sólo a nivel tributario. Estamos en una situación de alegalidad. Tenemos el reconocimiento en Hacienda con nuestro epígrafe 841 que menciona a acupuntores naturopatas y otros profesionales parasanitarios. El único reconocimiento del que gozan los profesionales de este sector es de manera tributaria, es decir, para pagar impuestos al 21%. Debido a ello, hoy en día, por desgracia, cualquiera se puede dar de alta en dicho epígrafe llevando a cabo, en muchas ocasiones, una mala praxis que recae negativamente sobre el resto de colectivo profesional que se ha estado formando durante años”, explica el portavoz de Cofenat.

Desde la asociación española mantienen contacto con todos los partidos políticos. Fundada en 1984, con más de 30 años de historia, reúne a más de 11.500 profesionales y a más de 200 escuelas de formación acreditadas. Su objetivo fundamental es la representación y defensa de los intereses de todos los profesionales que ejercen y trabajan con Métodos Naturales de Salud, cuya denominación en la Unión Europea es la de Medicina Complementaria y Alternativa (CAM) y la de Medicina Tradicional y Complementaria (MTC), según la Organización Mundial de la Salud.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorEl Día de la Independencia
Artículo siguienteCifuentes vuelve a arremeter contra el populismo de Podemos
Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre y Directora de Comunicación de HoffmannWorld y Catalina Hoffmann. Asesora a personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

5 Comentarios

  1. http://www.apetp.com/index.php/osteopatia/
    http://www.apetp.com/index.php/reflexologia-podal-o-terapia-zonal/
    http://infopseudociencia.es/acupuntura/
    http://www.madrimasd.org/blogs/biocienciatecnologia/2016/02/12/133402
    https://lacienciaysusdemonios.com/tag/medicina-tradicional-china/

    Ya son ganas de pretender que se reconozcan fraudes. Que una cosa es que haya técnicas que aportan bienestar de forma legítima (masajes, “aromaterapia”, “musicoterapia” u otras “-terapia” que quizá abusen del término pero ciertamente ayudan a rebajar el nivel de ansiedad) y otra es que te hagan creer en engaños y tratamientos ilusorios (algunos también con el “-terapia” como la “gemoterapia”, u otros más graves como las “terapias cuánticas”, la “medicina ortomolecular”, la “hidroterapia de colon” o la “terapia neural”).

    En fin… seguiremos en la brecha para que la gente sepa de qué van esas propuestas, y hasta qué punto la enorme mayoría de ellas son pseudocientíficas, muchas abiertamente fraudulentas, algunas muy peligrosas, e incluso en algunos casos, directamente sectarias.

  2. Fraude..es opinar, juzgar y condenar… lo que no se conoce. Es decir..no parte del conocimiento, la práctica ni la experiencia..sino del más puro “prejuicio”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

seis − 5 =