Sánchez Corbí, el jefe operativo de la OCU.

EAJ-PNV emprenderá esta semana iniciativas políticas para que Manuel Sánchez Corbí, Jefe Operativo de la UCO, sea desautorizado y reprobado por el Gobierno español después de las “graves e infundadas” acusaciones que vierte en una entrevista publicada este fin de semana en el diario La Vanguardia.

El guardia civil Sánchez Corbí fue condenado por torturas y después indultado por el Gobierno de Aznar

En dicha entrevista, concedida para promocionar un libro en el que relata “su” lucha contra ETA, el Guardia Civil, condenado por torturas y posteriormente indultado por el Gobierno de José María Aznar, incluye en el bando “de los malos” en la lucha contra ETA a “etarras, batasunos, peneuvistas y la Iglesia Vasca”.

Aitor Esteban, portavoz jeltzale en el Congreso de los Diputados, califica de “inaceptables” estas afirmaciones y considera que Sánchez Corbí, “en un tomo impropio de un servidor público, exhibe, además, una gravísima ambigüedad” cuando es preguntado por la acción de los GAL. “No puede quedar sin la reprobación inmediata de sus superiores”, asegura Esteban.

Por todo ello, el Grupo Vasco en el Congreso emprenderá una serie de iniciativas políticas con el objetivo de que Manuel Sánchez Corbí sea públicamente reprobado y desautorizado por el Gobierno español. En caso contrario, elevará al Ejecutivo la exigencia de responsabilidades.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorCientos de vehículos atrapados durante horas en el Túnel del Cadí
Artículo siguienteEl PP legisla a golpe de titulares
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × tres =