Finalmente no pudo ser. La polémica del referéndum que divide al país y mantiene más distanciados al Gobierno de España y al catalán ha salpicado la imagen de la actuación policial por los atentados de Barcelona y Cambrils.

Así España se divide, como ya lo hizo con la consulta soberanista, entre los que creen que Los Mossos realizaron una gran labor, mientras están también las redes y los medios destacando cómo los operativos podían haber sido mejores si la Policía de la Generalitat hubiera dejado intervenir más a agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil.

Asociaciones de cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado han emitido esta semana dos duros comunicados denunciando el impacto del independentismo y el juego político que sufrieron tras el atentado por parte de los Moscos que dirigían la operación. A su juicio, sufrieron  “aislamiento y marginación de las actuaciones de investigación y gestión de los atentados, así como de las pesquisas sobre la explosión registrada el pasado 17 de agosto en una casa de Alcanar okupada por los terroristas, donde llegaron a almacenar 105 bombonas de butano”.

La advertencia belga

Tampoco ha ayudado a ensombrecer la actuación policial el hecho de que el alcalde de Vilvoorde, Hans Bonte haya confirmado que el imán de Ripoll Abdelbaki Es Satty despertó recelos en la propia comunidad musulmana de la zona, que decidió expulsarle de la mezquita y que se informó del asunto a la policía española en Barcelona. Sin embargo, fuentes de Los Moscos y el propio ministro del Interior aseguran que no les consta esta información. Por el contrario, el alcalde belga asegura que recibió respuesta asegurando que no estaba fichado por terrorismo.

El mundo, especialmente Europa, mira sorprendido cómo una rápida actuación de los servicios de emergencias, de las fuerzas de seguridad y de cada profesional que se vio implicado tras el atentado queda empañada por enfrentamientos y duras acusaciones.

ARP y sus reivindicaciones

Por su parte, la Agrupación Reformista de Policía ARP, en otro comunicado enviado hoy mismo a los medios de Comunicación, destaca, según su criterio desde una perspectiva positiva y constructiva, anticipando problemas y aportando soluciones, de todo lo ocurrido sacamos tres grandes conclusiones:

Primero, “El derecho internacional puede y debe exigir la responsabilidad patrimonial a los Estados que tienen competencias en preservar la seguridad de los ciudadanos en su obligación de dotar y poner al alcance de las fuerzas policiales todos los medios nacionales e internacionales de colaboración, para que las policías con competencia en materia antiterrorista, es decir Policía Nacional, Guardia Civil y Mossos d ‘Esquadra, actúen de forma coordinada, sin que se permita un minuto más, los reproches que se suceden desde las cúpulas policiales, instantes después de los actos terroristas que tuvieron lugar y son conocidos”.

A juicio de ARP, existen unas Diligencias Previas en la Audiencia Nacional, con resultado de quince personas asesinadas por el momento, y otras muchas tantas heridas, como consecuencia del cruel y miserable atentado realizado contra turistas y viandantes en una ciudad donde se supone que, por razones de acogida como bien se repite en estos días, los terroristas han estudiado y encontrado los puntos vulnerables de una ciudad abierta a la diversidad cultural y religiosa hacia los muchos inmigrantes que residen en ella. Para esta agrupación, “Este tipo de terrorismo, no entiende ni de lenguas, ni de fronteras, ni de la solidaridad del pueblo catalán hacia los inmigrantes. La justicia nacional o internacional podría actuar de oficio contra quienes hayan podido ser negligentes por razones de índole política en la descoordinación y falta de colaboración habida entre los cuerpos policiales. Sería deseable que así sucediera. Si los que pueden no quieren dar solución a esta situación, que lo resuelva la justicia”.

Segundo, ARP entiende que su propuesta de colaboración para un modelo de seguridad en el Estado, que fue entregada a principios de año a las formaciones políticas del Parlamento Español, habilita para para exigir y saber qué han hecho al respecto sus Señorías. Si se ha tenido en consideración por algunas de las formaciones políticas el contenido de nuestras propuestas y cuántas iniciativas se han podido registrar para su demanda al Gobierno de la Nación. En caso de no haberse tomado ninguna iniciativa al respecto, poco o nada se podrá conseguir desde las diferentes posiciones existentes en esta materia. La seguridad y la libertad deben ser condicionantes imprescindibles para poder conseguir este objetivo que tendrá que ser reflejado en una nueva Ley de Seguridad Estatal que requiere el apoyo imprescindible de las fuerzas parlamentarias, sindicatos y colectivos sociales.

Y, por último, ARP insiste en que “Es el momento de tratar la creación de un único cuerpo policial civil, unificando la Guardia Civil y La Policía Nacional en un Cuerpo Estatal, en evitación de más gastos se nutriría de los recursos humanos existentes entre la Policía Nacional y Guardia Civil que ronda los cientos cincuenta y cuatro mil quinientos efectivos dependientes de un mismo Ministerio. Puede configurarse un cuerpo con estructura jerarquizada y naturaleza civil con competencias en todo el territorio nacional y dependientes del Gobierno Central”.

Los Mossos responden

Los Mossos d’Esquadra, apoyados por el Govern, se han revuelto ante las críticas emitidas por sindicatos de la Policía Nacional y la Guardia Civil que les acusan de “marginarles” en la investigación sobre los atentados de Barcelona y Cambrils.

El portavoz del Govern y conseller de Presidencia, Jordi Turull, ha sostenido que los Mossos compartieron “toda la información” con Policía y Guardia Civil una vez se establecieron los lazos entre la explosión de la casa de Alcanar (Tarragona) y el atentado en La Rambla. “Yo estaba en esas reuniones, es mi palabra contra la suya”, ha dicho en una entrevista en RNE.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. la culpa no sera de los Mossos d’Esquadra sino delos politicos que dan las ordenes a la policia autonomica para que ningunee a la policia nacional y guardia civil, debido a sus ansias soberanistas, los politicos envenenan todo lo que tocan, lo normal es que los mossos hubieran llamado a los tedax cuando ocurrio la explosion de alcanar y se hubiera podido prevenir el posterior atentado con furgoneta en las ramblas.
    pero esto no se puede volverse a repetir ,la seguridad en un estado es lo primero

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × uno =