Entre todos la mataron y ella sola se murió. O lo que es lo mismo, Barcelona ha perdido una oportunidad única de desarrollo económico y empleo, además de contar así con un nuevo escaparate a Europa, debido a que la UE, tras la votación de los países miembros que tumbaron a la ciudad condal en la primera vuelta, ha optado por Amsterdam como sede de la Agencia Europea del Medicamento.

Entre todos la mataron y ella sola se murió

Será difícil demostrar, digan lo que digan desde unos y otros bandos enfrentados en esta crisis soberanista, si realmente Barcelona hubiera llegado a la final para albergar la sede de tan importante organismo.

Pero lo que está claro es que la crisis en nada ha ayudado a afianzar la candidatura de Barcelona.

Un revulsivo y oportunidad perdida para la economía local que el Consejo de Asuntos Generales de la UE ha decidido que finalmente sea para Ámsterdam. La crisis política en Catalunya y el criterio de dispersión –España ya tiene en su territorio tres agencias europeas– han sido factores decisivos para el desenlace, pese a que la candidatura inicialmente partía entre las favoritas. Otras rivales fuertes han sido Milán, Ámsterdam, Copenhague y Bratislava. De hecho las tres primeras son el trío que ha pasado a la segunda ronda de votaciones este lunes.

En este sentido, Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, ya ha expresado su decepción y asegurado que el Art 155 “en nada ha ayudado”. Asimismo, ha agradecido la labor de la ministra Dolors Montserrat, el conseller depuesto Toni Comín y el exteniente de alcalde Jaume Collboni –caras visibles y embajadores de la candidatura estos meses– y el apoyo de la sociedad civil y la sociedad científica barcelonesa.

Por su parte, la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, lo tiene mucho más claro y cree que los independentistas se han terminado de cargar el proyecto.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorJordi Sánchez, testigo del acuchillamiento a un recluso
Artículo siguienteUna cárcel en la plaza Mayor de Vic reclama la liberación de los presos

Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible.
Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre y Directora de Comunicación de HoffmannWorld y Catalina Hoffmann.

Asesora a personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública.

Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × cinco =