Cristina Cifuentes, finalmente tendrá que comparecer en la Comisión que investiga la corrupción en la Comunidad de Madrid. La oposición ha hecho caso omiso a las recomendaciones de los letrados de la Asamblea madrileña que “aconsejaban” la no comparecencia de la presidenta, cuando era vocal en el Consejo del Canal de Isabel II; un periodo entre los años 2012 y 2014, mientras el Canal adquiría la empresa brasileña Emissao y que dio origen al caso Lezo.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, está obligada a comparecer tras el voto a favor de PSOE y Ciudadanos. Podemos no puede votar porque no tiene representación en la Mesa de la Comisión y el PP ha mostrado su rechazo, a pesar de haber abandonado la Comisión.

Entendemos que son recomendaciones del letrado y se ha decido por los grupos que el 2 de febrero la tengamos hablando sobre el momento que ella era vocal del consejo de administración del Canal de Isabel II“, ha señalado el portavoz de Ciudadanos en la Comisión, César Zafra a la salida de la reunión de la Mesa.

Sin embargo, el objeto de la comparecencia no es el que se pretendía en principio. El culebrón Cifuentes comenzó cuando la presidenta ocultó a la Cámara las actas de las reuniones del Canal de Isabel II, sobre la compra de Inassa y que formo parte del caso Lezo. Preguntada por la oposición, a qué se debía tal ocultación de documentos, Cifuentes argumento que se hallaban “bajo secreto de sumario”. Falso de toda falsedad. Descubierto el engaño por la oposición es cuando Psoe, Podemos y Ciudadanos, piden su comparecencia en la Comisión de Corrupción para que explique las causas de esa ocultación de documentos, amparándose en que el Canal de Isabel II, es una empresa pública y el Gobierno regional es el responsable de su gestión, y ella era ahora su presidenta. A ella le tocaba dar las explicaciones por ser la presidenta del Gobierno de Madrid. El letrado de la Asamblea señaló en un informe que no corresponde que valla a la Comisión de Corrupción sino a la de Presidencia ya que el objeto de la comparecencia no se corresponde con un caso de corrupción, sino de ocultación. Ahí lleva razón el letrado y el PP, ya que no se trata de un caso de corrupción sino de ocultación de documentos, y eso se explica en la Comisión de Presidencia.

Hoy se ha celebrado una nueva reunión de la mesa de la Comisión de Corrupción. El letrado ha vuelto a aconsejar que la ocultación de documentos se explica en la Comisión de Presidencia, pero no le han hecho caso. La oposición, con la mayoría de sus votos, ha esgrimido que el escrito del letrado “sólo aconsejaba”, y no creen que haya problemas jurídicos. Sin embargo tal escrito ha servido para que Cifuentes se libre de explicar por qué oculto la documentación solicitada en su día por la oposición y sólo tendrá que responder, si quiere, sobre su período como vocal del Consejo de Administración del Canal de Isabel II. Un auténtico galimatías.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

8 + 5 =