La fiscalía ha rechazado un acuerdo con Pablo Crespo para rebajarle la pena, aun así el empresario ha implicado al partido Popular de financiación ilegal de las campañas electorales del Partido Popular en la Comunidad Valenciana. Los trabajos, realizados entre 2007 y 2008, costaron 3,4 millones de euros.

Pablo Crespo, el que era número dos de Francisco Correa, ha respondido esta mañana a las preguntas de la fiscalía, en la cuarta jornada del juicio por la presunta financiación irregular del PP valenciano que se celebra desde este lunes en la Audiencia Nacional, reconociendo pagos en B, para financiar las campañas electorales del Partido Popular valenciano. Según su declaración, el encargado de la empresa de eventos Orange Market, Álvaro Pérez El Bigotes, reclamó el pago de la deuda al expresidente del PP valenciano y de la Generalitat Francisco Camps.

El empresario ha a preguntas de la fiscal del caso, Myriam Segura, ha recordado que el principal encargado de la empresa de eventos Orange Market, Álvaro Pérez, el Bigotes, “El señor Pérez me decía que estaba haciendo gestiones con todos ellos y no sé si gestiones directas o indirectas con el presidente de la Comunidad Valenciana, el señor Camps”.

Los pagos del PPV se realizaban a través de empresarios, para que no figuraran en la contabilidad del partido y quedar ocultos al Tribunal de Cuentas.

Pablo Crespo ha señalado en el juicio que ‘El Bigotes’ era la persona que enlazaba a las empresas con el PP, pero se ha desvinculado del día a día del partido Popular valenciano y ha señalado a ‘El Bigotes’ como la persona que mantenía todas las relaciones de sus empresas con el PP valenciano.

Pablo ha explicado a preguntas de la fiscal “Parte de los trabajos realizados para el PP fueron pagados en efectivo, que no se declaró y que fue a la cajea b del señor Correa. Hubo otra parte de facturación de trabajos realizados para el PP que fueron pagados a través de los empresarios”.

Crespo ha señalado al ex secretario general del PP valenciano, Ricardo Costa, como la persona dentro del partido que les dio las instrucciones para facturar a empresarios trabajos realizados para la formación política. “Tuvimos una reunión Pérez con Costa. Nos dijo que no tenían dinero para pagarnos la deuda. La única solución era que facturáramos a determinados empresarios”, ha afirmado a preguntas del la fiscalía.

José María Vázquez Honrubia, juez de lo penal ha peguntado a Correo; “¿Le dio él el nombre de los empresarios?”

-“Ahí no se dio ningún nombre. Me dio la sensación que no sabía a qué empresarios”, ha contestado Crespo.

Mi respuesta fue que la solución no me gustaba. Intenté negarme al cobro de la deuda por ese medio pero me dijo que no había otra solución. Era o hacerlo así o no cobrar.

Llamé a Correa para explicarle exactamente lo que había sucedido. Al final aceptamos hacerlo así porque la otra opción era ir a concurso de acreedores y cierre de la compañía”, ha explicado Correa.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

nueve − dos =