Estamos acostumbrados a que cuando los sindicatos convocan una huelga tiene que ver por una protesta contra un despido colectivo, por una reclamación a nivel salarial o para generar presión en la firma de los convenios colectivos cuando la patronal alarga de manera artificial las negociaciones para que los periodos marcados por la Reforma Laboral se agoten y se puedan descolgar del convenio lo que, normalmente, trae consigo un empeoramiento de las condiciones laborales y salariales de los trabajadores.

Sin embargo, la huelga convocada por el Sindicato Colectivo de Maquinistas de Metro (SCMM) no tiene que ver con reivindicaciones salariales o con pedir más días de libranza. Los maquinistas piden que se les reconozca la categoría profesional de «Maquinistas de Tracción Eléctrica» porque, aunque la tienen reconocida nominalmente, de cara a la Seguridad Social no está reconocida dado que en la actualidad están catalogados como personal no cualificado lo que es una incongruencia ya que para poder conducir una máquina del Metro de Madrid es necesario pasar un examen en la Comunidad de Madrid y de exigírseles una titulación concreta. Pero, sobre todo, porque los maquinistas tienen un puesto de trabajo que conlleva una responsabilidad muy alta.

El hecho de que la categoría profesional reivindicada por SCMM no esté reconocida en la Seguridad Social genera problemas sobre todo cuando los trabajadores se jubilan o son reubicados por enfermedades laborales derivadas de la contaminación acústica o electromagnética, enfermedades que no se reconocen como consecuencia del desempeño del puesto de trabajo por no estar reconocida la categoría profesional.

Por todo ello, SCMM ha convocado paros parciales para los días 24 y 27 de febrero, así como todos los viernes de manera indefinida en los tramos horarios de 6:05 a 8:40; 13:20 a 16:25 y 17:00 a 19:55.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecinueve + veinte =