Contundente respaldo de la ONU a Cuba

0

Un contundente respaldo según el Granma recibió este miércoles en las Naciones Unidas la resolución Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba, al obtener 191 votos a favor, 2 en contra (EE.UU. e Israel) y 0 abstenciones.

Por vigesimosexta ocasión consecutiva, la comunidad internacional demandó el levantamiento del cerco aplicado por Washington a la Isla desde hace más de medio siglo. En ese sentido, casi la totalidad de las voces se pronunciaron en apoyo a la causa cubana.

El representante de El Salvador, en nombre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) expresó que ese mecanismo regional lamenta la persistencia del bloqueo.

Igualmente afirmó que los países latinoamericanos «lamentamos la nueva política estadounidense que busca recrudecer el bloqueo y que constituye un retroceso en las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos».

Por su parte, y en nombre del Movimiento de Países No Alineados (MNOAL), el representante venezolano refirió que durante los últimos años la Asamblea General ha manifestado su apoyo al pueblo de Cuba; el año pasado 191 países votaron a favor de la resolución, recordó.

«El MNOAL –dijo– reitera su llamado a Estados Unidos para que retire el bloqueo, pues contradice la Carta de las Naciones Unidas y viola el derecho de Cuba a interactuar con la comunidad internacional».

Por su parte, el representante de Ecuador ante las Naciones Unidas, en nombre de su país y del Grupo de los 77+China, lamentó una vez más que el bloqueo sigua en plena aplicación contra Cuba.

Reconoció las medidas aun inadecuadas de la anterior administración de Estados Unidos, pero que iban en la dirección correcta y condenó las nuevas medidas de la nación norteamericana contra la Isla, sobre todo la posición del Ejecutivo de Donald Trump.

En tanto, el representante de Gabón reiteró en nombre de la Unión Africana, la necesidad de ponerle fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos a Cuba hace casi 60 años.

Por su parte, la representante de San Vicente y las Granadinas, en nombre de la Comunidad del Caribe (Caricom), dijo que «el bloqueo contradice los deseos de desarrollo sostenible de la región y es una violación de la Carta de las Naciones Unidas y el Derecho Internacional. Es una decisión unilateral innecesaria y la oposición a esta medida es de carácter internacional».

La vocera de Estonia, en nombre de la Unión Europea, valoró que el bloqueo tiene efectos negativos sobre el desarrollo de Cuba, en tanto limita el comercio, la inversión extranjera y el avance en consonancia con la Agenda 2030.

El delegado de Singapur, en nombre de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Asean) y el representante para la Organización de Cooperación Islámica (OCI) se refirieron a la necesidad de eliminar esta ilegal e inmoral política contra la Isla.

Nota discordante fue la intervención de la representante de Estados Unidos, quien comenzó su discurso con declaraciones injerencistas y un vocabulario que recuerda los tiempos de guerra fría, mostrándose invariable a la política de asedio y unilateralismo contra la Isla.

«La Asamblea pierde su tiempo analizando esta declaración. Estados Unidos no se va a distraer. Vamos a votar en contra de esta resolución», dijo, sin tener en cuenta el gran respaldo que cada año obtiene Cuba en esa misma plataforma.

La representante reconoció, sin embargo, que Estados Unidos se ha quedado solo en la «lucha» a favor del bloqueo contra la Isla.

En medio de su declaración marcadamente injerencista, la representante expresó que su país no reconoce cómo el bloqueo puede afectar a Cuba y viola la Carta de las Naciones Unidas. «Reconozcamos que esta Asamblea no tiene poder para obligar a Estados Unidos a levantar las sanciones contra Cuba, esto es un teatro», manifestó, desconociendo la importancia de una organización como las Naciones Unidas en aras de mantener la paz y estabilidad mundiales.

En ese sentido, el representante de Bolivia, país que ocupa una de las vicepresidencias de la Asamblea General por el grupo regional de América Latina y el Caribe (Grulac), valoró la declaración de la vocera estadounidense, asegurando que esta evidencia, nuevamente, las intenciones del gobierno de EE.UU.

«El bloqueo constituye un ejemplo de la unilateralidad con la que actúa el imperio hoy día, imponiéndose de todas las formas posibles», aseveró.

Por otra parte, el representante de la India expresó que el bloqueo daña a Cuba, y su país rechaza cualquier tipo de medidas coercitivas y unilaterales. «La Asamblea General siempre ha exhortado a eliminar cualquier tipo de medidas que puedan tener características extraterritoriales, el bloqueo es una de ellas», añadió.

Asimismo, el representante de Argelia agregó que mientras que la Asamblea de Naciones Unidas aplaudió el estrechamiento en las relaciones entre Estados Unidos y Cuba desde hace dos años, ahora la nación norteamericana niega el acercamiento.

El representante de Sudáfrica expresó su decepción con la actual administración estadounidense liderada por Donald Trump en retroceder en el acercamiento en las relaciones con Cuba y mantener las hostilidades e injerencia en la Isla del Caribe.

Representantes de otros países latinoamericanos como Panamá, Nicaragua, Paraguay, Colombia y México expresaron la consecuencia con la tradición histórica de esas naciones en votar a favor de la resolución cubana y en contra del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos.

Los voceros de algunos países asiáticos como la República Democrática de Corea, Vietnam y China explicaron que sus delegaciones condenan todas las medidas coercitivas, y el bloqueo es una más.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × cuatro =