Nunca como ahora se homenajea tanto a la Poicía y la Guardia Civil. Lo último ha sido la entrega del medallas al trabajo a agentes de ambos cuerpos. La sombra de Cataluña es muy alargada.

En el BOE de ayer, el Gobierno publica la concesión de nueve medallas al Mérito en el Trabajo en su categoría de plata a guardias civiles y policías nacionales.

Cinco de ellas van a miembros de la Guardia Civil y cuatro, de la Policía Nacional. Son tres inspectores de la Policía Nacional, un comisario, un coronel de la Guardia Civil, un Cabo Primero, un teniente, un teniente coronel y un guardia civil.

Se trata de una condecoración civil y no implica premio económico, sólo la medalla de oro requiere la aprobación del Consejo de ministros; las de plata y bronce se conceden directamente por la ministra; según el reglamento, en caso de que el condecorado sea un funcionario civil o militar, el ministro del ramo debe dar el consentimiento, por tanto, Juan Ingnacio Zoido, Ministro de Interior, ha aprobado también la concesión de estas nueve medallas.

“La Medalla al Mérito en el Trabajo es una condecoración nacional civil que se concede en mérito de una conducta socialmente útil y ejemplar en el desempeño de los deberes que impone el ejercicio de cualquier trabajo, profesión o servicio, habitualmente ejercido; por la persona concesionaria, o en reconocimiento compensación de daños y sufrimientos padecidos en el leal cumplimiento de ese mismo deber profesional”.

En ninguno de los casos se explican las razones de esta concesión. Todas las órdenes recogen la misma frase: “en atención a los méritos y circunstancias que concurren” en cada galardonado.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte − 11 =