Museo del Prado. Galería Central

El español medio no ha disfrutado especialmente invirtiendo en cultura durante el pasado año, al menos no tanto como le venía ocurriendo en los anteriores. Es una de las conclusiones que pueden sacarse del Anuario de Estadísticas Culturales que ha publicado hoy el Ministerio de Cultura y Deporte. Según los últimos datos, el consumo cultural en España descendió un 5,8 por ciento entre 2016 y 2017, con una media anual de 289 euros anuales por español frente a los 307 del año anterior. La perspectiva histórica no resulta especialmente halagüeña si se observa que justo al estallar la crisis económica en 2008, el gasto medio por persona en materia cultural fue de 372 euros, alcanzándose el punto más bajo en este periodo en 2013, en el punto álgido de la recesión cuando el consumo cayó a 265 euros. El sutil repunte registrado a continuación se ha visto truncado dramáticamente este año.

Según la recopilación de datos del Ministerio, el 25 por ciento del gasto estuvo destinado a la adquisición de servicios a través de internet (canales de cine en streaming, libros digitales…), el 14,7 por ciento se consagró a la compra de libros, y el 12,6 por ciento, a espectáculos.

El turismo cultural internacional en España generó en 2017 14.000 millones de euros, un incremento del 62,5%

Este Anuario de Estadísticas Culturales permite por otro lado observar algunas de las tendencias culturales de los españoles, que por ejemplo han incrementado las visitas a museos (el 39,4 por ciento en 2017 frente al 37,9 por ciento del año anterior), la lectura (pasando del 58,7 por ciento al 62,2) y el cine (del 49,1 al 54), aunque por otro lado se registra un descenso del consumo de música en directo (pasando del 25,9 por ciento al 24,5 por ciento). No obstante, observando el conjunto desde esa perspectiva más amplia, no hay un cambio significativo en esas tendencias, dado que una década atrás, en 2006 para ser precisos, los porcentajes apenas diferían de los actuales.

Eso sí, los que no hacen ascos a disfrutar de la oferta cultural española son los visitantes, dado que, según los datos del Anuario, alrededor de 13 millones de turistas extranjeros visitaron España en 2017 por motivos culturales, un 38 por ciento más respecto al año anterior, dejando la nada desdeñable cifra de gasto de 14.000 millones de euros, lo que supone un notable incremento del 62,5 por ciento. Estas cifras, en opinión del ministerio de Cultura y Deporte, muestran que el sector cultural en España “se consolida como motor económico del sector turístico”. Por el contrario, el número de españoles que hicieron turismo cultural retrocedió sutilmente hasta los 12,5 millones, que gastaron un ocho por ciento menos (6,747 millones de euros).

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

7 + 16 =