El pleno del Tribunal Constitucional admite a trámite el recurso del Gobierno contra la reforma de la ley de Presidència, que aprobó la mayoría independentista del Parlament el viernes pasado, y que permite una investidura a distancia de Carles Puigdemont.

Al tratarse de un recurso del Gobierno, la ley queda suspendida cautelarmente de forma automática, con lo que la posibilidad de investir al expresident decae definitivamente puesto que la Mesa del Parlament y su presidente incurrirían en un delito de desobediencia si lo intentaran, algo que el propio Roger Torrent ya ha descartado.

Todo apunta a que el ex president, Carles Puigdemont, ahora en Berlín a la espera de la tramitación de una euroorden de entrega cursada por el magistrado del Supremo, Pablo Llarena, elija en las próximas horas el nombre de quien se presente a pleno de investidura para la presidencia de la Generalitat que muy probablemente se celebre la próxima semana.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte + 12 =