El Tribunal Constitucional ha acordado por unanimidad la suspensión cautelar de las resoluciones del Presidente y de la Mesa del Parlamento de Cataluña que permitían la investidura de Carles Puigdemont como Presidente de la Generalitat de Cataluña.

Los Magistrados consideran imprescindible que Puigdemont acuda personalmente a la Cámara y que para ello obtenga previamente la autorización del juez que tramita el proceso penal en el que se ha acordado su detención.

Otra de las decisiones tomadas por los Magistrados es la de la prohibición de admitir los votos delegados de los cinco fugados en Bruselas -Puigdemont y los exconsejeros que la acompañan-.

El Constitucional advierte al President del Parlament, Roger Torrent,  y a los componentes de la Mesa del parlamento autonómico que incurrirían en responsabilidad penal si desobedecen estas órdenes.

Los magistrados no se han pronunciado sobre la admisión o inadmisión del escrito de impugnación presentado por el abogado del Estado en nombre de Gobierno y han dado 10 días a las partes recurrentes -entre los que se encuentran el propio Puigdemont y Junts per Catalunya- para que presenten sus alegaciones.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

seis + veinte =