Resulta que esta semana nos hemos enterado de que Pablo Echenique, Secretario de Organización de Podemos, ha tenido durante un año trabajando a un asistente personal sin contrato y sin darle de alta en la Seguridad Social.

Si la noticia es como mínimo sorprendente, la confirmación y justificación dada por el interesado deja a una simplemente estupefacta. No sólo lo ha confirmado, lo ha justificado de la forma más rocambolesca que se le ha ocurrido y  que viene a ser algo así como que la culpa la tiene el sistema, o el cha cha cha como cantaba Gabinete Caligari.

Se ve que en el proceso de pasar de tirar con pólvora del rey a  ocupar un cargo público, vamos dejando parte del argumentario y del discurso por el camino.

No sé si será consciente Pablo Echenique que, al margen de lo peregrino de su explicación, es gravísimo que un político justifique de la manera que sea el fraude.

Por muchas vueltas que pretenda darle Echenique,  lo que es, ES y las normas, aunque parezca mentira, están para todos. Incluso para lo adalides de la nueva política.

Otra cuestión que  deja a una ojiplática es que compare su situación personal con la de miles de familias que tienen que cuidar de un dependiente sin ayudas públicas y con escasos recursos.

Leía esta mañana que el Señor Echenique, para justificarse, da cuentas de lo que gana: como diputado 2246€, 337€ que recibe por la Ley de Dependencia, más una “modesta pensión de mi madre”. Que esos son “los únicos ingresos en mi hogar de 3 personas”. Oiga mire, conozco yo casos de auténtica precariedad y voy a ponerle uno como ejemplo. Conozco a una mujer  que hasta hace muy poco tiempo con una ayuda de 300€ se mantenía ella y su hija dependiente. Con ese dinero y con la ayuda que le prestaban sus padres, con una pensión miserable,  tenía que hacer el esfuerzo titánico de llegar a fin de mes.

Es evidente que en un caso y en el otro, las administraciones tienen que dar respuesta a la espantosa situación que viven muchas familias con dependientes a cargo.

La ley de Dependencia existe y debería cumplirse. Es más, su cumplimiento no es sólo una cuestión de derecho, es una cuestión de justicia. Pero no me tenga usted morro y no intente justificar lo injustificable. Es más, su primera explicación fue otra, que era el trabajador el que no se había dado de alta en la Seguridad Social porque con 300€ era imposible y por eso rescindió usted la relación laboral, ya que contrato no había. Es decir que desde que saltó la noticia, hasta hoy, se ha enterado de que la obligación de dar de alta es del empleador y no del empleado, de ahí el cambio tercio.

Parece que el caso de Podemos en general y en el de Echenique en particular, lo de abanderar la defensa de la gente corriente va quedando cada vez más lejos. Y que lo que defienden en sus mítines y en los platós sirve para eso, para la cámara. A la hora de la verdad se ve que hacen lo contrario de lo que predican.

Da poca confianza que quien pretende encarnar la regeneración de la cosa pública y una nueva forma de hacer las cosas aguante tan poco cuando es examinado con lupa. Lo que critican en los demás no parece que sea de aplicación cuando se trata de ellos.

¿Cómo se puede tener la cara dura de decir que “luchar contra el fraude no se dice. Se hace” o “es una vergüenza que tengamos cuidadoras sin pagarles la seguridad social”, cuando de puertas adentro se está haciendo precisamente eso?.

Si en política hay una cosa que debería cumplirse a rajatabla es predicar con el ejemplo. Está muy bien que reconozca que no la ha hecho bien, pero ya puestos, ya que lo han pillado, quizás lo razonable sería dimitir, que por mucho menos dimiten otros fuera y si se trata de dar lecciones o ejemplo, quizás debería empezar por uno mismo.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

2 Comentarios

  1. Creo que te equivocas, esto es solo mas de lo mismo de siempre sobre intentar tapar las tramas de currupcion del Ppodrido, aqui se esta discutiendo sobre si el asistente que unicamente le asistia una hora diaria y que estaba en regimen de autonomo, como dice la normativa para los TASS. Dejo de estarlo, por culpa de los recortes en la dependencia, estubo 14 meses sin cotizar y le pagaba la minuta correspondiente para ello, lo que mas me jode que se monte todo este circo cuando lo verdaderamente grave es que yo, al igual que miles de familias con un gran dependiente a cargo y dedicando en exclusiva a ellos no reciban ni cotizen por la labor que desempeñan estando a derecho por la Ley, yo llevo 5 años en espera de concederse. Es que acaso mi situacion no importa? el estado si tiene la postestad de saltarse la Ley? Porque esto si se tolera?.

  2. Por supuesto que no es comparable con lo de la “Gurtel”, eso lo tenemos claro, lo digo por los defensores, ¡Que haberlos haylos! Lo último que he leído ha sido que con los datos que hasta la fecha se conocen es muy arriesgado afirmar que se han producido ilegalidades
    La excusa es deplorable. Tiene el deber de pagar un tanto por ciento, no me acuerdo si era el 20% lo que marca la ley para el que contrata y el resto el trabajador.
    Pero esto va de principios, de dignidad, cuando tú tienes dinero suficiente y el trabajador no puede pagarlo, lo normal es que tú lo hagas y más cuando te dedicas a dar discursos de igualdad, por lo que se ha visto, populismo puro. Echenique como todos los de Podemos donan parte de su sueldo, según ellos, porque yo no lo tengo tan claro, basta con el ejemplo de Pablo que se lo donaba a él mismo para sus programas de “la Tuerka” Mejor donación que cumplir y ayudar a ese trabajador, imposible.
    El doble discurso no vale. No tiene que ver con las ideologías, tiene que ver con la dignidad de las personas, pero si encima eres de izquierdas, político, no puedes reivindicar una cosa y hacer otra. “Lo ancho para mí y lo estrecho para los demás. . La Dependencia cubre muy poco, sobre todo cuando son enfermos que necesitan las veinticuatro horas. Los tristes mortales, los ciudadanos de a pie cuando nos encontramos en esa situación y tenemos la suerte de poder pagarlo, lo hacemos, cuando la situación se hace imposible, despedimos a la persona contratada y sé de lo que hablo, pero nunca nos aprovechamos de ella porque nuestros ideales no nos lo permiten, nos pueden quitar todo pero nunca nuestros principios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 − veinte =