El cannabis, aunque no sea legal en muchos países, es una planta muy conocida y popular. Dicha popularidad la disfruta tanto en los sitios en los que ha sido legalizado como en los lugares en los que todavía es ilegal. En la mayoría de los casos, su estatus legal depende de cuestiones culturales. El del cannabis sigue siendo uno de esos fenómenos en los que los prejuicios impiden a gran parte de la sociedad un acercamiento objetivo y distanciado.

Por eso, creemos que vale la pena informar brevemente sobre una de las modalidades de consumo de cannabis más seguras y beneficiosas: el aceite CBD.(Si quiere más información aquí puede consultar)

Las claves del aceite CBD

El aceite CBD se destila de la planta del cannabis. Pero vayamos por partes ¿Qué es el CBD? Es otro nombre para referirse al cannabidiol que, junto al tetrahidrocannabidiol, es uno de los componentes químicos principales del cannabis.

Al tetrahidrocannabidiol se le conoce también por las siglas THC. De él dependen los efectos psicoactivos del cannabis, es decir, los asociados a lo que coloquialmente llamamos “colocón”. Hay que tener claro, sin embargo, que los efectos terapéuticos de esta planta están relacionados con el CBD.

Nuestro cuerpo dispone de receptores para unos agentes llamados endocannabinoides, que son cannabidioles que se producen de forma natural dentro de nuestro organismo. Existen, por una parte, los receptores CB1, que se encuentran en el cerebro, y los CB2, que están en el sistema inmunológico y en el digestivo.

Consumir THC influye en los receptores CB, de ahí el “colocón”. Tomar CBD, por su parte, tiene incidencia tanto en los CB1 como en los CB2. Sin embargo, la influencia y los efectos del CBC son más indirectos que los del THC.

En conclusión, si lo que nos interesa son los efectos relajantes y calmantes del cannabis, los cuales están clínicamente probados, se deben consumir, exclusivamente, productos con aceite CBD. Aquí van algunos consejos.

Una forma saludable de consumir cannabis

Recomendamos el uso de vaporizadores y de los e-líquidos, pues son productos mediante los cuales se podrá obtener los beneficios del aceite CBD sin ninguna cortapisa legal. Se pueden adquirir sin receta médica.

Con el vaporizador tenemos una inmejorable forma de saborear los aromas de las distintas variedades de cannabis. Además, podemos replicar la experiencia de fumar sin sus efectos perjudiciales, en lo que respecta a la salud y en el aspecto social. Es una forma discreta de consumo que apenas deja residuos ni olores.

Ya sabes algo más sobre el CBD. Ahora ya estás preparado para un consumo responsable.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

6 + 13 =