A la izquierda, Aníbal Domínguez, hermano y tío de las víctimas de Almonte, junto al abogado de la familia, Luis Romero.

Si hay un municipio que ha vivido con doble dosis de conmoción el trágico desenlace de la desaparición del niño de ocho años Gabriel Cruz en la localidad almeriense de Níjar ése es el municipio onubense de Almonte, que en abril de 2013 sufrió el brutal asesinato de Miguel Ángel y su hija María, de ocho años, a manos de una persona conocida del entorno familiar, como atestiguaron los investigadores de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil en el juicio con jurado que terminó absolviendo el pasado octubre al único imputado por el doble crimen, Francisco Javier Medina. Una absolución confirmada por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) el pasado febrero. La familia presenta esta misma semana un recurso de casación en el Tribunal Supremo, última oportunidad legal de que se repita el juicio con otro jurado, y espera que el alto tribunal “acabe imponiendo la cordura que le falta” a su caso. Mientras, Almonte se levanta cada mañana desde aquel fatídico 27 de abril de 2013 siendo plenamente consciente de que el autor del crimen de Miguel Ángel y la pequeña María sigue en libertad.

El hermano y tío de las víctimas de Almonte critica que el equipo municipal no les dio “ni una mísera palabra de apoyo y aliento”, al contrario del apoyo recibido por el entorno de Gabriel

El municipio onubense ha reaccionado con conmoción y también resaltando los “paralelismos” que guardan ambos casos en muchos aspectos. Las redes sociales se han inundado de mensajes de apoyo a los familiares y allegados de Miguel Ángel y María y también se han puesto en evidencia a través de estos mensajes las diferencias con las que han actuado las autoridades competentes en ambos casos. Si en el caso de Gabriel toda la ciudadanía española en general se ha volcado en su búsqueda y en el apoyo a los familiares del pequeño, hallado muerto en el maletero del coche de la actual pareja del padre, en el caso del doble crimen de Almonte el municipio onubense quedó dividido en dos prácticamente cuando la UCO detuvo más de un año después al único acusado, que en aquellos momentos era la pareja de la madre de la niña asesinada y ex esposa del padre.

Aníbal Domínguez, hermano y tío de los asesinados en Almonte en 2013, ha remitido una carta de condolencias a la familia del pequeño Gabriel Cruz trasladando su “más sentido pésame” por el fatal desenlace del caso y le trasmite su “apoyo más profundo”. Del mismo modo, alaba “el exitoso trabajo de la Unidad Central Operativa (UCO)” y destaca en su carta, remitida a Diario16, que los agentes que investigaron el caso del crimen de su hermano y su sobrina “siguen manteniendo que el asesino de nuestros seres queridos Miguel Ángel y María es el que es y no tienen responsabilidad de la decisión que ha tomado un jurado popular”.

El familiar de los asesinados en Almonte alaba en nombre de la familia “el respaldo institucional dado a la familia del pequeño Gabriel”, incluso realizando una comparecencia pública, a diferencia de su caso, resalta Aníbal Domínguez, quien recuerda que en su momento no sólo no fueron recibidos por los representantes municipales del Ayuntamiento de Almonte sino que ni siquiera recibieron “ni una sola mísera palabra de apoyo y aliento”. El hermano y tío de las víctimas de Almonte recuerda que la alcaldesa del municipio onubense, la socialista Rocío Espinosa, “estuvo con el que ha estado en prisión visitándolo en el centro penitenciario de Huelva”, en referencia al único imputado del caso hoy absuelto por el jurado popular.

Aníbal Domínguez recuerda en la carta que la alcaldesa almonteña permitió que dos de sus concejales “mostraran su apoyo en las redes sociales a familiares del entonces acusado”. Ante el requerimiento de la familia de las víctimas por lo que consideraron “un hecho escandaloso que autoridades públicas se posicionaran públicamente”, la regidora respondió que si lo que pretendían era que dimitieran “ella no lo iba a consentir”.

El portavoz de la familia de Miguel Ángel y María subraya que “un concejal del gobierno local primo hermano del que ha sido acusado estuvo presente en las más de veinte sesiones que duró el juicio” y también advirtió a la alcaldesa su “contrariedad” e “indignación” por lo que considera “un nuevo posicionamiento de un cargo público que lo es de todos los ciudadanos y ciudadanas de Almonte y no solo de su familiar”. La alcaldesa justificó la presencia de este edil en el juicio por encontrarse de vacaciones.

Aníbal Domínguez considera que este posicionamiento de las autoridades públicas en el caso del doble crimen de Almonte “no tiene precedentes” y añade que los apoyos sin fisuras dados por los responsables públicos de Almería a los familiares de Gabriel Cruz “son los que se ajustan al sentido común”.

La familia de Miguel Ángel y María reiteran a la Fiscalía que aporte una “explicación” de su última decisión de no continuar con el recurso de casación ante el Supremo, cuando recuerda Aníbal Domínguez que fue el propio Ministerio Fiscal el que apuntó su “absoluto convencimiento” de la autoría del doble crimen “y del carácter insuficiente, arbitrario y anoréxico del veredicto emitido por el jurado popular”. Recuerda el portavoz de la familia de Almonte que “el deber del Estado es proteger a las víctimas y garantizar el desarrollo de un juicio justo, y eso es justamente lo que reclamamos al Estado y en este caso al Ministerio Fiscal, que continúe acompañándonos en nuestro recurso tal y como ha venido haciendo hasta ahora”.

Los familiares de Miguel Ángel y la pequeña María han reclamado ser recibidos por los ministros de Justicia, Rafael Catalá, y de Interior, Juan Ignacio Zoido, con la intención de que los poderes públicos expliquen qué va a pasar a partir de ahora con el caso de Almonte “en el que también ha sido asesinada una niña de ocho años”.

Carta de Aníbal Domínguez, hermano y tío de las víctimas del doble crimen de Almonte en 2013

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. Ojalá se descubra la verdad…pero no me parece normal la reacción del hermano/ tío ni de la madre / mujer ni en el momento que sucedió ni hoy en el programa…algo no cuadra

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte + 1 =