El Congreso ha rechazado este viernes la nueva senda de déficit diseñada por el Gobierno de Pedro Sánchez que aliviaba a las administraciones para cumplir los objetivos de déficit y deuda, así como el techo de gasto para el 2019.

La propuesta del Gobierno ha perdido por la falta de apoyos tanto desde la derecha como desde la izquierda. El Gobierno necesitaba una mayoría de votos a su proyecto y ha recibido 173 votos en contra -“noes”- de los grupos parlamentarios del PP, Ciudadanos, Bildu, UPN, Foro y Coalición Canaria, y 88 votos favorables del PSOE y PNV. El resto de los grupos se ha abstenido, entre ellos Unidos Podemos, Compromís, ERC, Nueva Canarias y PDeCat.

Un límite presupuestario que el ministerio de Economía propuso aumentar en 5.000 millones para fijarlo en 125.064 millones de euros, un 4,4% más que el establecido para 2018. En este margen se reparten en unos 2.400 millones más para las Comunidades Autónomas, otros 2.400 millones para la Seguridad Social. A todo ello hay que sumar cerca de 1.200 millones más para el Estado, por lo que el montante alcanzaría los 6.000 millones.

La Ley de Estabilidad Presupuestaria (LOEPSF) estipula un plazo máximo de un mes para que el Gobierno remita unos nuevos objetivos que también deberían someterse a votación en las dos cámaras. En caso de que estos objetivos de gastos no pasen el corte, el Ejecutivo tendría que adoptar la última senda aprobada en las Cortes Generales.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. a tomar por saco! podía haber aliviado deuda, podían haberse recuperado hogares castigados por los recortes y así nada. Qué asco de oposición!! les importamos muy poco los ciudadanos. Asquerosos…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

9 − 8 =