El primer paso fue conseguir que el antiguo Gobierno del Partido Popular reconociese que la mina de uranio de Salamanca es ilegal. Ahora, tras meses de protestas, ha llegado al Congreso de la mano del partido EQUO el informe que pide la paralización de la mina de Retortillo (salamanca) de Berkeley. Un informe que ha sido aprobado por el Consejo de Seguridad Nuclear.

El coportavoz de EQUO y miembro de la Ponencia nuclear ha afirmado que “hoy el Congreso ha pedido la paralización del proyecto de la mina de uranio de Berkeley”. Algo que para el portavoz es “una muestra decisiva del rechazo político que genera esta instalación”. Aclara además que esperan que “esa decisión sea tenida en cuenta y finalmente se paralice este proyecto tan destructivo”.

El informe del Consejo de Seguridad Nuclear también insta al Gobierno a facilitar toda la información pertinente al gobierno portugués y al Consejo de Seguridad Nuclear a remitir un informe sobre el estado en que se encuentra la evaluación de la solicitud de autorización antes del mes de julio de este año.

La portavoz de EQUO en Castilla y León, María José Bueno ha asegurado que es “una buena noticia para toda la región”. Ha afirmado además que “los proyectos extractivos que atentan contra nuestro territorio no traerán porvenir, sino graves consecuencias para los negocios de la zona, el turismo, la salud de las personas y el medioambiente”. Espera también que “el cierre definitivo se produzca cuanto antes”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

17 − 14 =