La moción de censura presentada por Unidos Podemos contra Mariano Rajoy y su Ejecutivo, no ha prosperado, como era previsible. Con 170 votos en contra, 97 abstenciones, y 82 votos a favor, la iniciativa de Pablo Iglesias para ser investido Presidente, ha contado con los apoyos de Compromís, Esquerra Republicana de Catalunya y Bildu, mientras el PSOE, finalmente se mantuvo en la abstención como había anunciado antes del debate. El Congreso no quiere a Iglesias Presidente.

El tramo final del debate entró en barrena tanto en el Hemiciclo como en los pasillos del Congreso, al revertirse la dialéctica política en reproches de todos los colores y para todos los gustos entre los diputados. Sin duda, uno de las intervenciones más felicitadas fue la del portavoz socialista, José Luis Ábalos, incluso por el Secretario General del PSOE, Pedro Sánchez, -ausente en el Congreso, pero siguiendo el debate desde Ferraz-, que dijo en un tuit: “La intervención de Ábalos ha emocionado, recordando por qué el PSOE es tan especial. Sólido y con valores. Somos la izquierda del Gobierno”.

José Luis Ábalos cuestionó desde un principio la intencionalidad de la propuesta de Iglesias con esta moción de censura, apuntando a “las actitudes de Podemos de rivalidad     con el PSOE, y el tiempo y forma como se ha presentado esta moción y el posterior debate”, pero después aflojó el tono, empelando un diálogo más cordial hacia la formación morada. Por otra parte, el diputado socialista se quejó públicamente por la retransmisión del ente público del debate, y dijo: “RTVE ha cortado mi intervención para emitir un premio. Vamos a debatir la semana que viene una Ley para que esto no ocurra”.

El diputado Pablo Iglesias ha planteado desde la Tribuna, otra moción de censura conjunta con el PSOE “trabajando durante el verano”, a la que los socialistas le han contestado con un profundo silencio. El PSOE le ha dejado claro a Podemos que no van a cargar con “el peso de la abstención a Rajoy”, ni sea interpretado como un apoyo al PP.

El PSOE va aponer en marcha la reprobación del Ministro de Hacienda, Cristobal Montoro, y mantiene la “empatía política” con Podemos generada en las últimas horas del debate, por la mano tendida de Iglesias. Aunque ambas formaciones no suman, han mantenido una cierta cordialidad política. Ábalos ha argumentado que “Ciudadanos no está a la izquierda, pero hay momentos en los que hay que sumar, hay que abrir escenarios, como paso en la Transición. Tuvimos que entendernos y se abrió la época más próspera de este país”.

El líder del Ejecutivo, Mariano Rajoy, ha secundado la bancada vacía durante la mañana en el Hemiciclo, perdiéndose el debate entre Albert Rivera, Iglesias y Ábalos. Desde Moncloa se justificó la ausencia del Presidente con su intervención activa en la sesión del martes, y su asistencia final para presenciar el discurso del portavoz del grupo parlamentario del PP, Rafael Hernando. Después de las escandalosas declaraciones del popular sobre la relación personal de Irene Montero y Pablo Iglesias, por lo que tuvo que pedir perdón, el portavoz concluyó sentenciando a Pablo Iglesias con “nunca va a ser presidente del Gobierno. Retire la moción o retírese“.

El portavoz de Compromís en el Congreso de los Diputados, Joan Baldoví, también reprobó al portavoz popular: “Si a alguien le quedaba alguna duda de que es absolutamente imprescindible echar al PP del Gobierno, Rafael Hernando las está despejando todas”.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, en los pasillos del Congreso manifestó que “Podemos está obsesionado con atacar al PSOE. Pablo Iglesias lo que persigue es sacar más escaños que los socialistas, para poder utilizar su apoyo”. El rédito político para Ciudadanos es “el acuerdo de Iglesias con ERC, y su apoyo a los independentistas catalanes”, en lo que “la formación naranja no va a estar”, dijo Rivera. ”

El Partido Popular acusó a Podemos de “sectarismo” y “circo podemita” con la presentación de esta moción de censura. Finalmente, Pablo Iglesias zanjó el debate dirigiéndose al PP: “España es un gran país y lo sería más aún sin ustedes”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

3 Comentarios

  1. Creo que la suma de votos que no han apoyado a Rajoy son 179 por 170 del PP y ciudadanos.
    ¿Seguirà el PSOE diciendo que los numeros no daban?
    Es curioso como los medios de mal llamados de informaciòn se lo estàn callando esto.

  2. Ni falta que hace, se han cumplido los objetivos: 1. Iglesias es un gran parlamentario con nivel de estadista (Montero está a la par); 2. La inmundicia del PP se ha expuesto largo y tendido; 3. El programa de gobierno de Unidos Podemos (supuestamente chavista) se parece como gota de agua al del neo-PSOE; 4. El PP no tiene ni programa, ni proyecto, ni excusas, ni vergüenza; y 5. 179 es mayor que 170.

  3. Pablo Iglesias es la única dificultad para poder sacar al PP del Gobierno.
    Mientras este “escorpión” este dirigiendo Podemos será absolutamente imposible llegar a ningún tipo de acuerdo con nadie para consensuar nada.
    ¿Os sabéis el chiste del escorpión y la rana? Pues eso.Es imposible acordar nada con este impresentable porque está en su naturaleza atacar, insultar y ofender a todos y a cada uno de los posibles socios.
    Únicamente se lleva bien con Rajoy. Sabe que su electorado no es el suyo y está encantado con que siga, siempre que él suponga que puede arañar algún voto de algún lado.
    Podemos se puede ir planteando poner a algún otro, porque con este elemento es imposible llegar a ningún tipo de acuerdo.
    Colau, Carmena, Domenech, Errejon, Oltra, etc. etc. etc. cualquiera de ellos harían posible el entendimiento. Este soberbio y chulo “escorpión” lo hace imposible.
    Cuanto antes se quite de encima Podemos a ese iluminado, con delirios de grandeza, mejor para la izquierda.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × tres =