Once años de condena para el profesor del Opus Dei que abusó de un alumno en el mismo centro donde también se sigue la línea ideológica católica de Escribá de Balaguer. La situación del menor fue especialmente dura porque en el Colegio tampoco le creyeron ni le ayudaron a superar la tragedia de ser víctima de abusos sexuales.

El colegio donde se cometieron los alumnos nunca creyó al menor

José María Martínez Sanz, un numerario del Opus Dei que durante ocho años fue profesor del colegio Gaztelueta, en la localidad vizcaina de Lejona, abusó sexualmente de uno de sus alumnos durante los cursos 2008-2009 y 2009-2010, cuando compartieron aula y sesiones de tutoría.

Así lo recoge la contundente sentencia hecha pública este jueves por la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Vizcaya, que le condena a once años de prisión por un delito continuado de abuso sexual. Esta pena es incluso mayor a la solicitada por la familia de la víctima, que pedía diez años de cárcel. Asimismo, el fallo prohíbe al exprofesor acercarse a la víctima durante quince años, le inhabilita también para ejercer su profesión.

Por otra parte, según informa El Correo, Juan Cuatrecasas, el padre del exalumno del colegio Gaztelueta que «sufrió abusos continuados» durante dos cursos ha reclamado «reparación moral» para su hijo. Tras conocer el fallo, ha manifestado que se encuentra «satisfecho» por él, porque tanto su madre como él mismo tan solo son «víctimas indirectas». «Le hacía falta algo así para sentirse reconocido», ha asegurado.

A su juicio, la resolución judicial deja «claramente demostrado que, pese a las difamaciones y los intentos de anular a la víctima en todo este tiempo», el joven tenía «razón». «Este es un ingrediente que hacía falta para que se sintiera reconocido», ha insistido.

«Después de tantos años de tener que lidiar con todo tipo de comentarios y difamaciones por parte del colegio, de poner en duda la credibilidad, no solo de mi hijo, sino de mi mujer y mía, esto es un reconocimiento que nos hace estar especialmente satisfechos», ha reiterado.

Por ello, espera que el actual director del centro educativo «salga a los medios» a «pedir perdón» a su hijo y a «reconocerlo como víctima», algo que «Gaztelueta no ha hecho en todo este tiempo». En su opinión, «es lo que debería hacer», porque «toda la sociedad vasca» sabe que el alumno «necesita un reconocimiento como víctima de abusos y agresión sexuales», así como «una reparación moral».

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × 1 =