El asesinato de la periodista mexicana el pasado jueves es sólo la última víctima de toda una persecución contra reporteros y la libertad de expresión en este país. Fuentes de Diario16 aseguran a nuestro medio que se trata de una banda organizada, una auténtica mafia que comienza a hacer inversiones y negocios en España.

Además de esta periodista, en las últimas semanas fueron asesinados los reporteros Ricardo Monluí Cabrera en Veracruz , en el sureste del país, y Cecilio Pineda en Guerrero, en el sur de México.

En este sentido, la periodista mexicana Lydia Cacho ha denunciado en varias ocasiones esta situación y ha reconocido que ha llegado incluso a temer por su vida.

El periodismo en México se ha transformado porque los reporteros han llegado a las historias de las víctimas desde un punto de vista humano, según La propia Lydia Cacho destacó en el Foro de periodismo cultural, que se desarrolla en al Feria Internacional del Libro en Guadalajara hace tres meses.

“Las y los periodistas que estamos cambiando el periodismo en México nos hemos atrevido a acercarnos a las víctimas desde nuestra humanidad y no desde la objetividad del que se siente superior”, afirmó Cacho, quien destapó una red de trata y pornografía infantil en México en su libro “Los demonios del edén”.

Según ha afirmado esta Comunicadora en varias ocasiones, México requiere de periodistas que no se “traicionen a sí mismos” y se atrevan a hablar de la verdad y las historias que los rodean “ya tenemos suficientes traidores en el país, que son los que están gobernando”.

Desde diciembre de 2012, cuando comenzó el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, han sido asesinados 106 periodistas en el país , según datos de la organización Artículo 19.

El 99,75% de los casos no se han resuelto.

Varios organismos de Naciones Unidas han condenado ya el asesinato de la periodista mexicana Miroslava Breach, corresponsal del diario ‘La Jornada’ en el estado de Chihuahua, que murió el jueves en la capital homónima cuando era trasladada a un hospital de la zona tras recibir varios disparos.

La periodista fue atacada por un hombre armado a las 7.15 horas de la mañana cuando se disponía a salir de su casa en coche. La reportera, de 54 años, se encontraba junto a uno de sus tres hijos en el momento de la agresión, según han informado medios locales.

La preocupación y el medio entre los reporteros mexicanos es tal que este diario no ha conseguido que colaboradores y amigos periodistas hagan declaraciones o escriban una columna de opinión sobre esta barbarie. El miedo está latente en los redactores.

Tal y como ha informado la ONU en su comunicado, “su trabajo puede ser la clave del crimen”. Por ello, la oficina de Naciones Unidas en México ha solicitado que se considere esta cuestión en el marco de las investigaciones.

En un comunicado conjunto, ONU Mujeres y la oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos en México han explicado que la labor de Breach era “sacar a la luz la situación de persecución, desalojos y lucha por la tierra de los pueblos indígenas de Chihuahua”, aunque recientemente también había informado acerca de la lucha de poder entre los cárteles de la droga y su vínculo con figuras políticas.

Las agencias han pedido que este crimen no quede impune y que se investigue “de forma exhaustiva” el incidente.

Breach, que informó durante más de 15 años para ‘La Jornada’, trabajó en el ‘El Diario de Chihuahua’ y fue directora del periódico ‘El Norte de Juárez’, recibió ocho disparos que, según las fuerzas de seguridad, fueron realizados por un revólver de calibre 38.

Las autoridades de Chihuahua han abierto una investigación sobre el asesinato de la periodista y trabajarán de forma conjunta con el Ministerio Público Federal.
El asesinato de Breach tiene lugar cuatro días después de la muerte de Ricardo Monlui Cabrera, columnista del ‘Diario de Xalapa’, a quien mataron de un disparo en la cabeza este domingo cuando estaba desayunando en un restaurante del municipio de Yanga, en el estado de Veracruz.

Según las cifras que baraja la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) de México, con la muerte de este suman ya 122 asesinatos de periodistas desde 2000. Chihuahua ocupa el tercer lugar en cuanto a número de asesinatos de periodistas en el país.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

18 − Nueve =