El próximo 19 de mayo se celebrará en el Ateneo de Madrid un concierto solidario para ayudar a Juana Rivas a recaudar fondos.

Juana Rivas necesita “nuestro apoyo económico, para afrontar todos los pagos derivados de la batalla judicial que mantiene contra su ex pareja y maltratador, Arcuri, por la custodia de sus hijos” afirman las convocantes.

La madre de Maracena ya no ocupa portadas, ya no aparece en los titulares pero nosotras no la hemos olvidado. Su lucha es la nuestra, sus hijos son los nuestros. Por eso desde esta plataforma piden ayuda para que pueda seguir peleando para tener a sus hijos de vuelta de España, lejos del dolor y de la inestabilidad emocional que están sufriendo y no sigan criándose con un padre maltratador.

Juana Rivas: “Tengo un pellizco en el alma”

Sororidad y solidaridad. Esas son las dos grandes razones por las que el próximo sábado 19 de Mayo a las 12 de la mañana se celebra #MenoresQueSufren, el acto benéfico en Madrid a favor de Juana Rivas y sus hijos.

Continúa la pesadilla de esta madre y sus hijos que se enfrenta a un nuevo juicio el próximo 14 de Junio. Juana Rivas lleva en Italia casi dos meses de pericias judiciales y le quedan unos cuantos para poder estar con sus hijos, al menos los fines de semana.

Los gastos jurídicos, traducciones y alojamiento son imposibles de asumir sola. Por eso un grupo de juristas, periodistas, artistas y amigas y amigos, están buscando cómo hacerle frente cuando la justicia gratuita no funciona.

Han conseguido el apoyo de un número importante de cantantes que actuarán de manera benéfica el día 19 de mayo en el Ateneo de Madrid.  Piden “tu ayuda y colaboración” con el evento.

Las integrantes del grupo feminista TowandaRebels, Zua y Teresa han creado un video para animar a asistir al concierto solidario por Juana Rivas.

“Necesitamos una sociedad comprometida con los niños y niñas indefensos y amordazados por la violencia contra sus madres como es el caso de Juana y sus hijos. Es momento de extender hacia ellos nuestras manos” afirman en el comunicado.  “Porque, entre todos y todas, podemos hacer que recobren la seguridad y la alegría” afirman en su llamamiento.

Este es el enlace para poder colaborar comprando una entrada para el concierto solidario: #MenoresQueSufren 

Actuarán en directo: el grupo Ingravitö; el cantautor Rafa Sánchez; la monologuista Pamela Palenciano; Inma Claudio, cantante de Criaturas del Aire que interpretará los acordes de sus canciones; el cantante y compositor Cándido Conde-Pumpido del grupo de rock; Alijo, y la cantante latina Arita Mitteenn.

Patrocinan el evento: El Ateneo de Madrid, La Intercultural, Vera Ying Yang, Ágora News, DelCanto Chambers, la Agencia de Comunicación y Género, la periodista Nuria Coronado y el fotógrafo Agustín Millán.

 

La historia que ha vivido Juana Rivas contada por ella misma

El maltrato comenzó al poco tiempo de irme para Italia. Cada vez, más y más fuerte, hasta que llegó un momento en que empecé a temer por mi vida, pero a niveles serios de hacerme mis necesidades encima”, nos comenta Juana Rivas sobre su calvario, en Carloforte en la isla italiana de Isola di San Pietro, con el maltratador y padre de sus hijos.

“Yo estaba deseando de escapar y él se lo olía”, nos cuenta Juana. Alguien que maltrata a una mujer psicológica y físicamente, tiene miedo a que esta se relacione con otras personas. “Él decía que no nos merecíamos venir a España”, seis meses antes de que Juana llegase a España, le escondió los pasaportes.

La noche antes del viaje, con insultos, voces y gritos, le quita de nuevo los pasaportes. El hijo mayor de Juana, de tan solo 11 años, sigue a su padre y consigue saber dónde esconde los pasaportes, “y me dice dónde están. Yo los cojo y me voy al campo. Los escondo en una acequia”.

Juana Rivas va a seguir luchando, porque para ella, el último fallo de la Audiencia Provincial de Granada ha sido un corta y pega, se ha hecho deprisa y corriendo. “La sentencia habla de mis hijos y habla de otra hija que yo no tengo y   que también tengo que devolver. Se hablan de situaciones y fechas que nada tienen que ver con nuestras vidas”.

 

En una isla, de una isla, al lado de un península

Nos cuenta Juana Rivas: “Yo vivía en un cortijo, en una isla, de una isla, al lado de una península, (Carloforte en la isla italiana de Isola di San Pietro cerca de la isla de Cerdeña) donde ni tenía coche. Este hombre se movía con sus llaves colgadas en el cinturón, y tenías que pedirle permiso con antelación para cualquier cosa. Me quería tener aislada”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 − siete =