La concentración contó con la presencia de Pepe Álvarez secretario general de UGT.

La Radiotelevisión Valenciana (RTVV) fue cerrada en 2013, mientras los casos de corrupción en Valencia eran noticia cada día y un reguero de manifestaciones y paseíllos por los juzgados exigían el fin de los gobierno del Partido Popular en la Comunidad Valenciana y en la ciudad de Valencia.

Una televisión pública despachada de un día para otro por el entonces presidente Alberto Fabra, sin más explicaciones que su deseo de coartar la libertad de información de los trabajadores y trabajadoras de los informativos de Canal Nou. Una televisión que debía informar de todos los casos de corrupción del presidente como de sus consejeros y de la entonces Alcaldesa Rita Barberá.

Una televisión donde los trabajadores se revelaban contra la manipulación informativa y contra la casposa mentira del partido Popular, negando una y otra vez los repetidos casos de corrupción que han salpicado de condenados las cárceles valencianas.

Un partido y un gobierno que derrochaba y malversaba el dinero público en su propio beneficio, que construía aeropuertos inútiles, autopistas innecesarias, eventos como la F1 o la Copa América de vela, a mayor gloria de sus mandos políticos. Un gobierno y un partido tan corrupto, como para beneficiarse y lucrase con la vista de un Papa a Valencia, y financiar así las campañas electorales y los bolsillos propios.

Hoy muchos de esos trabajadores, (recordamos una de las páginas más honrosas de las RTVV, cuando la plantilla se presento en el plató de informativos y juntos protestaron por un cierre político de una televisión pública de todos) están aquí para reclamar sus puestos de trabajo y la libertad de expresión.

Pepe Álvarez, secretario general de UGT ha afirmado en las puerta de la Audiencia Nacional. “Estoy aquí principalmente para dar soporte y apoyar a los trabajadores de Canal Nou. Después de tantos años de lucha, hay que felicitarnos porque están aquí, no solo para defender sus puestos de trabajo, que es justo y razonable, sino también para defender la libertad de expresión.

Lo que ha pasado en la RTVV es un ataque a la libertad de expresión, que todos pensábamos que se iba a restaurar después de las últimas elecciones a la Generalitat Valenciana. Hemos visto que eso no ha sido así, y yo lo que quiero es dar soporte a los trabajadores, y por otro lado exigir al gobierno de la Generalitat de Ximo Puig que restaure la RTVV, a los trabajadores en su puesto de trabajo, porque esa será la mejor manera de garantizar la libertada de prensa y que esta se pueda ejercer de manera plena y libre.

Hoy la Audiencia Nacional debe decretar la nulidad del ERE y abrir un proceso de negociación que permita recuperar la originaria RTVV y Canal Nou, que es lo que queremos todos y especialmente los valencianos y valencianas por qué es lo que votaron mayoritariamente en los programas electorales de las pasadas elecciones autonómicas.” Ha concluido Pepe Álvarez a la entrada juicio en la Audiencia Nacional por el ERE.

Exigimos televisiones públicas al servicio de los ciudadanos en valencia, en Madrid y en todas las autonomías. Exigimos la derogación de la ley Mordaza, que ha ayudado a esta proliferación de atentados a la libertad de expresión y a la penalización del derecho de huelga y manifestación.    

El próximo domingo se cumplen cuatros años del ere en la Radio Televisión pública TeleMadrid. Sus trabajadores y trabajadoras saldrán a la calle para reclamar sus puesto de trabajo y una TeleMadrid al servicio de la ciudadanía y no al servicio del partido Popular, como hasta ahora.

Seguiremos informando de esta y otras manifestaciones o concentraciones desde las calles.

Para consultar el reportaje gráfico puede pulsar aquí

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete + once =