Los medios nos han comunicado, o más bien saturado, los altos niveles de contaminación en Madrid y las medidas tomadas por el Ayuntamiento de la Villa. También nos han comunicado cosas, pocas, pero muchas veces, acerca de las medidas de prevención tomadas por el mismo Ayuntamiento y la Diputación, contra posibles atentados en Nochevieja y Reyes. Comparto que son cosas muy importantes porque son medidas extraordinarias. Cosas que no habían pasado antes y que esperemos que no se tengan que repetir. Esta forma de comunicar se repite hasta la saciedad con muchas noticias y acaba reduciendo lo que sucede fuera del cinturón de la M-30 a una especie de sección de “sucesos de provincias”. Esto no ocurre únicamente con los medios. Hay otro tipo de comunicación, la que necesita infraestructuras, que también parece centrarse en la capital del Reino de España.

Como millones de personas, vivo fuera de ese cinturón. Concretamente en el norte de la provincia de Castelló, en la frontera con la de Tarragona. Hablo de ésta zona, porque es la que mejor conozco, pero es un caso que se repite en todo el Estado. Casi tanto como las noticias sobre la capital en los medios. Aquí, en mi ciudad, estamos a unos 60 kilómetros de la capital de la provincia y a unos 150 de València. Curiosamente, cualquier tipo de comunicación con Barcelona, que está a unos 200 kilómetros, es mucho mejor. Da igual que sea en autobús o en tren, por ejemplo, hay muchas más combinaciones para desplazarse a la capital de otra comunidad, que a la de la propia.

Desde hace muchos años, se está pidiendo que se mejoren estas comunicaciones. Una mayor combinación de trenes de cercanías, son muy necesarias para la zona pero ¿qué tenemos a cambio? Un AVE Madrid-Castelló de la Plana. Muy bien. Justo lo que las poblaciones de la zona NO necesitan. ¿De verdad es necesario un AVE a cada capital de provincia? Pues no. Son más necesarias comunicaciones como el Corredor Mediterráneo (ya lo tenían claro los romanos), o combinaciones que no hagan que un viaje Barcelona-Bilbao, Murcia-Sevilla, Ourense-Vigo o Cáceres-Sevilla, por poner algunos ejemplos, dure más en tren que en coche. ¿De verdad es necesario pasar por Barcelona para ir de Castelló de la Plana a Zaragoza?

Es posible que dejar de pensar en las comunicaciones, sean del tipo que sean, de forma radial, ayude un poco a mejorar tanto las relaciones entre regiones, como la economía en general. Pero sólo es una suposición. Una suposición mía, y de millones de personas que no vivimos dentro de la circunvalación de la M-30.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

14 − 1 =