La Comunidad de Madrid sigue con la política de recortes pese a que España oficialmente ha salido de la crisis

El sindicato Comisiones Obreras ha denunciado el cierre de 23 unidades en colegios públicos de la ciudad de Madrid. Estos cierres, que se produjeron antes de que se iniciase el proceso de escolarización, fueron reclamados por CCOO mediante escritos solicitando la reapertura de grupos por existir demanda y ser necesarios para responder a las necesidades de escolarización.

La situación, que afecta a más de veinte centros, supone un ataque más a la educación pública por parte del consejero Rafael van Grieken, recientemente reprobado por la Asamblea de Madrid, y un ejemplo de que los recortes en Educación continúan en Madrid. Los centros afectados son: CEIP Méjico, CEIP Pradolongo, CEIP Leopoldo Alas Clarín,  CEIP Carlos V, CEIP Pio Baroja,  CEIP Perú, CEIP Parque Aluche, CEIP Nuestra Señora de Lucero, CEIP Los Rosales, CEIP Ciudad de los Ángeles, CEIP Antonio de Nebrija, CEIP Barcelona, CEIP Antonio Machado, CEIP El Espinillo, CEIP Breogán, CEIP Jorge Manrique, IES La Estrella, IES Rey Pastor, IES Mariana Pineda, IES Juana de Castilla e IES Goya.

Un caso especialmente llamativo es el del CEIP República de Uruguay. Con una comunidad educativa y un barrio muy movilizados, el Ampa del centro ha impulsado un proceso de escolarización propio en el que ha demostrado que, al menos siete familias quieren que sus hijos e hijas estudien allí. Número que en otro colegio de la zona, el concertado San Viador, ha sido suficiente para que se abra una nueva unidad, aunque en este centro público no ha sido así. El consejero no ha cumplido su palabra y, aunque hay demanda suficiente, mantiene la decisión de cerrar la segunda unidad de 3 años.

No es un caso aislado, se trata de un proceso de reordenación de la oferta que se realiza desde hace unos años y que se intensificó con el pretexto de la crisis. Estas unidades que se cierran en centros públicos de la ciudad de Madrid siguen la tendencia iniciada hace años y mantienen los recortes en la educación pública, aunque España haya salido oficialmente de la crisis.

Para Isabel Galvín, secretaria general de Enseñanza de CCOO de Madrid, “con estas actuaciones se vulnera la propia ley de libertad de elección de centro vigente en Madrid y no se escucha a las familias cuando estas eligen educación pública”.

Además, manifiesta que “se da un trato desigual al no exigir las mismas condiciones a los centros públicos y a los concertados”. La portavoz de CCOO también denuncia que “se cierran unidades, se desaprovecha espacio  e infraestructuras y se despilfarra el dinero público con el objetivo de manipular la oferta educativa para favorecer a la enseñanza concertada, forzando a las familias a escolarizar a sus hijos e hijas en centros que no han elegido y derivar recursos públicos que llegan tras el alumnado”. En definitiva, “aunque la economía se recupera, los recortes en la educación pública continúan, con lo que estamos claramente ante una opción ideológica que no se justifica ni por la demanda ni por actuar para favorecer el interés general”.

Ante esta situación, CCOO anuncia que seguirá la vía jurídica porque los cierres no se justifican y que promoverá movilizaciones y acciones para denunciar esta situación con el resto de organizaciones de la comunidad educativa.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

quince − ocho =