Ryanair está viviendo un verano especialmente caluroso con la llegada de la primera huelga de su historia en nuestro país. Los tripulantes de cabina reclaman que se aplique la legislación española y no la irlandesa en el primero de los dos paros de 24 horas convocados para los días 25 y 26 de julio. Además, la aerolínea irlandesa de bajo coste se enfrenta a más vuelos suspendidos de los que había anunciado por unos paros en Italia inesperados.

La compañía, que es la que más pasajeros transporta en los aeropuertos de la red de Aena, anunció que 200 vuelos diarios se verían afectados durante los dos días de huelga. En un comunicado señalaron ayer que ya había reubicado en vuelos alternativos o gestionado el reembolso de sus billetes a los 50.000 pasajeros diarios afectados en España, Portugal y Bélgica.

Además, avanzó que no esperaba más cancelaciones para el día de hoy. Concretamente, operará durante las dos jornadas 630 vuelos diarios que llegan o salen de España de los 830 que estaban programados inicialmente durante estas dos jornadas.

La sorpresa ha llegado con los paros de Italia afectando a varios vuelos con destino Pisa, Milán, Bologna, Roma y Nápoles. La aerolínea irlandesa no contaba con que la huelga se extendiera y en Italia no anunciaron servicios mínimos.

En un comunicado, Fomento concreta que 119 de las 130 operaciones programadas por la aerolínea irlandesa hasta el momento se han terminado realizando. Por otro lado, señalan que la puntualidad de Ryanair ha sido del 86,6% y el retraso medio es de siete minutos, frente a una puntualidad global en la red de un 89%.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte − cinco =