Rocky nos hizo mucho bien y mucho daño. Puso de moda esforzarse al máximo y luchar por conseguir lo que buscas y quieres, pero también nos mandó a todos a prepararnos “licuados de proteína” con hasta ocho huevos crudos. Uno pensaría que eso ya no lo hace nadie, pero no, todavía mucha gente que conozco que lo hacen, sobre todo las personas obsesionadas con disponer de una destacada masa muscular, bien por el culto al cuerpo imperante en estos momentos o porque se dediquen al culturismo. Pero se equivocan. No saben o desconocen que las proteínas de un huevo crudo tienen menor biodisponibilidad, (qué porcentaje de lo que consumes realmente absorbes) que si, por ejemplo, se consumen hervidos.

El huevo, sin duda, es un gran alimento, fuente de proteínas de alto valor biológico, vitaminas y grasas buenas (Omega 3), pero al tomarlo crudo estamos jugando a la ruleta rusa, por poner un ejemplo.

Los huevos son un producto animal con mucha probabilidad de contener salmonella, una bacteria súper agresiva que no querrás tener en el estómago o intestino. El signo más representativo de una Salmonelosis, que así se llama la enfermedad, es la diarrea. Las diarreas se producen de 6 a 48 horas después de la ingesta contaminada. Suele ser poco voluminosa y no es hemorrágica. Hay fiebre de 38-39 °C y, en ocasiones, dolor abdominal que puede confundirse con pseudoapendicitis. Por supuesto también tendrás nauseas y vómitos. Y eso en el mejor de los casos. En el peor, si la infección llega a los vasos sanguíneos y se esparce por todo el organismo puede causarte la muerte. Por desgracia he visto a gente morir por esta causa. El tratamiento inmediato son los antibióticos.

Decíamos, además, que es menos saludable comer huevos crudos que cocinados en cualquiera de sus formas. ¿Por qué? El huevo crudo contiene avidina, que actúa como antivitamina de la biotina o vitamina B8, eso quiere decir que no te permite absorber la vitamina B8. Y ¿para que sirve la biotina? Pues ayuda a metabolizar, las Grasas, los Carbohidratos y las Proteínas; previene la calvicie y las canas; evita la Soriasis, Dermatitis, y la Caspa; manteiene la piel y fortalece el sistema inmune. Y lo que decíamos al principio de esta información: hay estudios que sugieren que las proteínas consumidas a partir de huevos crudos pierden de un 50 a 65% de biodisponibilidad. La biodisponibilidad se refiere a qué porcentaje de lo que consumes realmente absorbes.

En los 90, las yemas fueron satanizadas hasta el punto de que mucha gente consume huevos con reservas o incluso no los consume directamente, por temor a que sus niveles de colesterol se disparen por las nubes. La ciencia ha avanzado y el conocimiento al respecto también. La yema de huevo contiene grasas de alta calidad y ácidos grasos Omega 3. Las necesidades diarias de colesterol en humanos están alrededor de los 300mg, un huevo entero promedio contiene cerca de 180mg. Lógicamente, cualquier exceso es dañino, pero una huevo diario no hace daño a nadie.

Ninguno de los estudios realizados al respecto recientemente han conseguido encontrar un vínculo entre la aparición de enfermedades cardiovasculares y el consumo de huevo. Solo el 25% del Colesterol de nuestro cuerpo proviene de nuestra dieta y hasta el 75% es producido por nuestro propio cuerpo en el hígado. Aún así, las personas con antecedentes o riesgo de enfermedad cardiovascular deben seguir la dieta que su médico o nutricionista les indique.

Así que, si no tienes un historial familiar de enfermedades cardiacas, ¡puedes comer huevos completos, pero bien cocidos!

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × dos =