Este pasado fin de semana dio comienzo La Liga Santander celebrando su primera jornada, en la que se volvieron a ver goles y resultados sin desperdicio. Tal como terminó la pasada edición, en la que el Barcelona salió campeón, los dos primeros clubes que lideran la tabla de clasificación son el merengue y el blaugrana, demostrando ambos que quieren hacerse con el título desde el principio. Además de los encuentros de los dos citados y sumándole el de las orillas del Nervión, lo más destacado fue el empate del Alavés frente al Atlético de Madrid en el minuto 95 de partido, ya con el tiempo de descuento cumplido.

Comenzó en viernes el campeonato liguero de este año con un empate entre el Málaga y el Osasuna en La Rosaleda, gracias a los tantos de Juanpi para los andaluces en primer término, y de Fran Mérida para el conjunto navarro en la recta final del encuentro, dejando las tablas definitivas en el marcador. El partido estuvo marcado por la gran cantidad de interrupciones y tarjetas amarillas mostradas por el colegiado aragonés Jaime Latre. El reparto de puntos no dejó satisfecho a los locales, que quizá merecieran algo más, al proponer mejor juego que su rival, y buscar el ataque principalmente por los costados. Más tarde continuaría la jornada con el Deportivo-Éibar, que terminó con victoria del cuadro coruñés por 2-1, gracias a un último tanto del goleador local, Lucas Pérez en el tramo final del choque. Antes de ello Ramis abrió el marcador para el conjunto armero, pero el Depor igualó gracias a un gol de un siempre combativo Mosquera que mantuvo en vilo al respetable hasta que le dio por entrar en la portería guipuzcoana.

El sábado trajo tres partidos para continuar con el inicio de la competición casera, con el Barcelona-Betis como plato fuerte, y sin desmerecer un espectacular Sevilla-Espanyol y un poco agradecido Granada-Villarreal. El equipo catalán pasó por encima de un Betis que lo intentó, pero los de Poyet no pudieron con un Barcelona inspirado y que además ejercía de local. A pesar de ello, los verdiblancos dieron la cara con un Rubén Castro que supo hilar fino para conseguir los dos tantos de su equipo en el 6-2 final. Abría el marcador el turco Arda Turan, reinventado para esta temporada. Más tarde, tanto Messi como Suárez fueron sendas apisonadoras para los andaluces, que vieron cómo el charrúa les hacía un ‘hat trick’ mientras el argentino firmaba un doblete antes de terminar el encuentro. Respecto al encuentro entre sevillistas y periquitos, ambos equipos demostraron facilidad para encontrar gol, hasta diez contaron los aficionados que acudieron al Ramón Sánchez Pizjuán, con un 6-4 final. Partido de toma y daca en el que los andaluces se impusieron a un equipo, el de Quique Sánchez Flores, que demostró saber competir. Vietto anotó por partida doble, mientras que el resto de goles locales los consiguieron Sarabia, Vázquez, Ben Yadder y Kiyotaka. Por parte visitante, los tantos corrieron a cuenta de Piatti, Hernán Pérez, Víctor Sánchez y Gerard Moreno. Y en cuanto al Granada-Villarreal, terminó en tablas, con un gol para cada uno, conseguidos por Samu Castillejo primero, para que empatara Ponce apenas cuatro minutos después. El choque entre los de Paco Jémez y los de Fran Escribá no pudo encontrar mejor final que el empate, ya que ninguno de los dos equipos mereció mejor suerte, a pesar de que el encuentro fue de menos a más, la sensación fue de aburrimiento.

Llegados al domingo, la jornada avanzó con el Sporting-Athletic, el Atlético-Alavés y el plato fuerte, el Real Sociedad-Real Madrid. El partido entre asturianos y vascos en El Molinón terminó con victoria local por 2-1, aunque ambos equipos adolecieron de creación de juego, siendo el encuentro muy reñido. Tan solo una ocasión de Aduriz en toda la primera mitad dejaba la impronta de partido soporífero, aunque en la segunda mitad cambiaría el panorama. A poco de comenzar, el Sporting golpeaba dos veces, consiguiendo dos goles en tan solo tres minutos, distancia suficiente como para que el Athletic Club ya no pudiera pelear por el empate. Cop en primer lugar y Víctor Rodríguez en segundo fueron los goleadores del conjunto asturiano, mientras que el tanto vizcaíno llegaría en el 85 a cargo de Borja Viguera. Respecto al encuentro de Anoeta, el Real Madrid supo vencer a una Real Sociedad que lo intentó, pero que no pudo contener la vertiginosa velocidad blanca. Con dos goles del galés Gareth Bale y uno más de grandísima factura por parte de Marco Asensio, el Madrid pasó por encima del conjunto donostiarra sin desplegar un juego excelso, plagado de bajas, pero con mucha calidad, lo que terminó marcando la diferencia con su rival. Tres puntos con oficio y buen nivel demostrado.

En cuanto al partido entre el Atlético de Madrid y el Alavés, merece mención aparte. En primer lugar, por el hecho de comentar que ésta será la última vez que comienza La Liga en el Calderón, 50 años de historia que quedarán atrás cuando el club se mude a La Peineta la próxima temporada; y en segundo lugar, por el empate in extremis que consiguió el equipo de Pellegrino frente al de Simeone. Con el Atlético asediando el área de su rival, y sumando 20 lanzamientos de esquina y dos remates al palo, llegó un penalti discutible sobre Fernando Torres que se encargaría de convertir en gol Kevin Gameiro. Era el minuto 93, al borde de los tres minutos de descuento decretados por el trencilla gallego Iglesias Villanueva, pero ahí no se terminaría la historia. Con sonido de viento en las gradas del Templo por el tiempo de más descontado por el colegiado, el Alavés anotaría en el 95 gracias a un terrible disparo desde la frontal del área rojiblanca por parte de Manu García que terminaría colándose pegado al poste, sin que Oblak pudiera hacer nada por evitarlo. Fue el único acercamiento del conjunto vitoriano al área colchonera en todo el partido, y dos minutos por encima del tiempo estipulado. Al final, reparto de puntos y cara de poema en los rostros de la afición atlética, que vio cómo Simeone ponía en juego hasta a cuatro delanteros sin que llegara el premio deseado.

Y para finalizar la jornada, en “Horario Premium”, como le gusta alardear al ínclito Javier Tebas, dos partidos en lunes, el Celta-Leganés y el Valencia-Las Palmas. El primero de los dos encuentros terminó con 0-1 a favor del conjunto pepinero, el Celta no pudo superar a un Leganés que ha sumado sus tres primeros puntos en la máxima categoría del fútbol español, gracias al tanto conseguido por Víctor Díaz a la salida de un córner en la segunda mitad de partido. Iago Aspas llegaba a anotar en los primeros cuarenta y cinco minutos, pero el colegiado anularía el tanto por un fuera de juego que nunca existió. Con muchos nervios por parte de ambos conjuntos se llegaría al final del encuentro, no sin antes propiciar un conato de tangana cercana a los banquillos que terminó con la expulsión de David Timor por parte del conjunto visitante. Respecto al partido entre valencianos y canarios, hubo sorpresa para cerrar esta jornada 1, saliendo victoriosa la Unión Deportiva Las Palmas tras vencer al Valencia en el estadio de Mestalla por 2-4. Dos equipos que no renunciaron a la portería rival en ningún momento, y que gracias a ello consiguieron anotar hasta en seis ocasiones. Abría el marcador Santi Mina, que más tarde anotaría un segundo tanto, mientras que por parte canaria anotaron Livaja en dos ocasiones, Jonathan Viera y Boateng. La afición ‘ché’ terminó que trinaba con su equipo.

Así pues, La Liga Santander la comanda tras la primera jornada el F.C. Barcelona, empatado a puntos con Real Madrid, Sevilla, Las Palmas, Deportivo, Sporting y Leganés, en ese mismo orden. Tras ellos les siguen con un punto Alavés, Atlético de Madrid, Granada, Málaga, Osasuna y Villarreal, mientras que cierran la tabla sin puntos Athletic, Éibar, Celta, Espanyol, y ya en posiciones de descenso directo, Valencia, Real Sociedad y Betis, también en riguroso orden. Las sensaciones tras el comienzo son de superioridad manifiesta de merengues y blaugranas, mientras que por detrás hay mimbres para competir con los dos de siempre, aunque en este inicio tan solo el Sevilla estuvo a la altura, el Atlético pinchó en casa obteniendo tan solo un punto, lo mismo que el Villarreal, aunque éstos puntuaran a domicilio, y tanto Athletic como Valencia han comenzado con mal pie este campeonato liguero. Eso sí, por detrás la lucha promete ser encarnizada, ya que está todo muy igualado. Y ojo con equipos como el Málaga, Las Palmas y el Espanyol, podrían ser la sorpresa agradable de este año.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × cuatro =