Una niña ilumina su pupitre con una linterna mientras realiza un examen este viernes 9 de noviembre.

Los 500 alumnos del colegio público Pedro Garfias, ubicado en el barrio de La Macarena de Sevilla, han tenido que salir este viernes al patio del centro por enésima vez después de que, un día más, y ya son incontables según los docentes y las madres y padres, el colegio se haya quedado literalmente a oscuras y sin calefacción. Este colegio es un centro bilingüe y perteneciente al grupo de centros públicos adaptados a las nuevas tecnologías, conocidos como colegios TIC.

Ni las pizarras digitales, ni el ascensor para minusválidos ni la calefacción pueden usarse

El sistema eléctrico de este céntrico colegio de la capital andaluza ha vuelto a fallar pese a que ha sido renovado recientemente por el Ayuntamiento de Sevilla, responsable de las edificios educativos públicos, en una obra integral que ha supuesto un desembolso total por parte del consistorio de 600.000 euros. El propio alcalde de la ciudad, el socialista Juan Espadas, visitó el CEIP Pedro Garfias el pasado septiembre durante el inicio del curso escolar para supervisar las obras realizadas a un edificio que tiene más de 40 años de existencia.

La portavoz del Ampa del centro, Raquel Reina, se felicita por que al menos el comedor escolar no se ha visto afectado por estos constantes apagones ya que se encuentra en un edificio anexo. Al servir comida preparada en frío, los cortes eléctricos romperían esta cadena indispensable para el buen mantenimiento de los menús escolares.

Alumnos dando clases en el patio del centro tras sufrir uno de los continuos apagones.

La dirección del colegio ha remitido incontables avisos tanto al arquitecto responsable del centro como a los responsables municipales encargados del mantenimiento del colegio. Pero el consistorio sigue sin solucionar un problema que ya se ha hecho crónico pese a las reformas efectuadas, ya que se ha mantenido la obsoleta instalación eléctrica que provoca los continuos apagones.

 

Seis apagones en una hora

La luz se fue seis veces en una hora durante la reunión que mantuvimos hace una semana los padres”, señala a Diario16 la representante de las madres y padres del centro. Los técnicos municipales se interesaron por la avería este mismo jueves 8 de noviembre y ha achacado los fallos a la empresa instaladora. Mientras tanto, los niños están dando sus clases en el patio este viernes, ya que ni las pantallas digitales pueden utilizarse ni tampoco funciona la calefacción, precisamente ahora que llegan los meses de de más frío. Tampoco los niños que necesitan ascensor para subir a las clases por ir en silla de ruedas pueden acceder a las aulas.

Algunos alumnos incluso han tenido que echar mano de linternas a pilas para iluminar sus pupitres mientras realizaban exámenes este mismo viernes 9 de noviembre.

Clase a oscuras del CEIP Pedro Garfias, con la pantalla digital inutilizada.
Echar mano de linternas a pilas, única solución para hacer en condiciones los exámenes de este viernes.
¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × 5 =